'Los argentinos de 1816 cambiaron el futuro igual que nosotros'

  • Miercoles, 10 de Julio de 2019 | País

El presidente, Mauricio Macri, encabezó el tradicional acto por el Día de la Independencia en la Casa de Tucumán, ubicada en la capital de la provincia norteña. Estuvo acompañado por su esposa, Juliana Awada; su compañero de fórmula para las elecciones, Miguel Ángel Pichetto, y el gobernador local, Juan Manzur, entre otros funcionarios.
En su discurso, el jefe del Estado marcó similitudes entre los congresistas que declararon la Independencia en 1816 y los dirigentes que hoy enfrentan diversos desafíos complejos.
'Veo  a esas mujeres y esos hombres de 1816 muy parecidos a los argentinos de hoy. Ellos cambiaron el futuro, igual que nosotros. Ellos no pensaban igual en todos los temas, pero tuvieron la grandeza de ver más allá de las diferencias y hoy la Argentina nos exige ese mismo paso de grandeza', aseguró Macri.
'Ellos sabían que había dificultades y que muchos se oponían y que iba a costar muchísimo, igual que nosotros –continuó–. Ellos actuaron desde la convicción, sabían qué querían defender para sus vidas y qué no querían nunca más, igual que nosotros. Ellos sabían que era sólo el comienzo, solo el comienzo, igual que nosotros. Ellos lo hicieron sabiendo que pasara lo que pasara esa transformación iba a estar acompañada por las palabras para siempre, no hay marcha atrás cuando se deciden valores innegociables'.
En un discurso con componentes históricos, pero con una fuerte impronta electoral, Macri planteó que los argentinos tienen que trabajar más allá de sus diferencias y encarar los problemas de frente, sin miedo. 
'No hace falta que diga que ninguna transformación de raíz es fácil, los argentinos lo sabemos bien, pero lo podemos lograr si nos sentamos a dialogar, recibiendo el aporte de los que más saben', agregó.
'Hagámoslo por nuestros hijos –manifestó hacia el final de su discurso–, por nuestros nietos y por nosotros mismos. Hagámoslo por ese amor que sé que todos tenemos por nuestra Argentina. No había superhéroes en 1816, tampoco los hay hoy. Somos personas de carne y hueso, ciudadanos comprometidos que podemos unir nuestro entusiasmo y podemos unir nuestras capacidades por este gran sueño que es Argentina'.