Aiola recibió al exdiputado Federico Storani

  • Sabado, 22 de Febrero de 2020 | Locales

Para el dirigente radical histórico Federico Storani, el futuro de Juntos por el Cambio no puede basarse en ser 'anti' a algo, en este caso el gobierno del Frente de Todos, sino en propuestas. Además, consideró que el radicalismo no puede seguir siendo un 'convidado de piedra' en esa coalición.
El exdiputado y exministro del Interior de la Nación visitó ayer Chacabuco. A su llegada, fue recibido en su despacho por el intendente Víctor Aiola, que estaba acompañado, entre otros, por el senador provincial Agustín Máspoli; el presidente del Comité Alem, Ezequiel Courade, y el secretario de Gobierno, Alejo Pérez. Este último funcionario junto con su padre, el exconcejal Jorge Pérez, fue luego el encargado de darle la bienvenida al histórico dirigente radical en la conferencia de prensa que se realizó en confitería La Strada. Allí, también se encontraba el exdiputado nacional e ingeniero agrónomo Alejandro Echegaray.
A su turno, Storani celebró que en Chacabuco haya una sección de la Fundación Sergio Karakachoff, que será presidida por el exconcejal Pérez. Además, recordó que el nombre de esa institución es un homenaje un dirigente radical secuestrado y asesinado durante la dictadura militar.
'El radicalismo ha sido siempre un partido de principios. Nosotros queremos recrear eso y no solamente, como ocurrió en alguna oportunidad, funcionar por el anti a algo. El anti es destructivo. Por eso, queremos cambiar esa impronta y generar una nueva cantidad de propuestas que puedan darle contenido y permitir que el radicalismo pueda liderar un espacio de oposición', expresó Storani, que señaló la necesidad no sólo de 'controlar y equilibrar el poder', sino también de 'generar una alternativa política hacia el futuro'.

'El radicalismo
tiene que cambiar'

El dirigente insistió luego en que la UCR debe estar guiado por lo 'propositivo'.
'Para ser gráfico, creo que en las últimas elecciones hubo dos grandes bloques, uno de los cuales obtuvo el 48 por ciento y el otro el 40. Desde mi punto de vista, ambos son muy heterogéneos, en particular el del 40 por ciento, que estuvo fundamentalmente motivado por una oposición a algo. Por eso, creo que a ese espacio hay que llenarlo de contenido y de propuestas, y el partido que por arraigo y por historia está llamado a llevar esas propuestas es el radicalismo. Pero el radicalismo tiene que cambiar. Si permanece como un convidado de piedra, o pensando en cuestiones muy pequeñas, no va a producir un cambio. Tiene que plantearse de nuevo ser una alternativa de poder', explicó, al tiempo que señaló que tampoco 'puede ponerse el palo en la rueda todo el tiempo'.
Más adelante, Storani recordó la lucha emprendida por el expresidente Raúl Alfonsín, en su gobierno, contra las condiciones que imponía el FMI.
'Que hoy se diga que la deuda es insostenible en términos prácticos de la ecuación económica no es para nosotros una novedad. El tema es la irresponsabilidad de haber tomado tanta deuda y no haberla invertido en infraestructura', completó.
Tras la conferencia, Storani y sus correligionarios se dirigieron al salón del Sindicato de Choferes, donde se realizó una cena que tuvo entre los presentes al intendente Aiola, miembros de su gabinete y concejales.