Con dardos tranquilizantes y una red de contención, atraparon al puma de Ostende

  • Martes, 08 de Octubre de 2019 | Provinciales

El animal fue avistado ayer a la mañana por vecinos de la localidad balnearia del Municipio de Pinamar, que inmediatamente dieron aviso a las autoridades.
El puma se encontraba arriba de un árbol, intentando resguardarse, por lo que personal de la Dirección de Flora y Fauna del Ministerio de Agroindustria bonaerense, efectivos policiales y empleados del municipio debieron montar un operativo especial para atraparlo.
Finalmente, un tirador especialista se subió a una grúa y le efectuó tres disparos con dardos tranquilizantes, que adormecieron al puma, el cual cayó sobre una red de contención.
Tras ello, se informó que el felino será trasladado a un centro especializado, donde se lo examinará y en el cual se intentará determinar si el animal estaba en cautiverio y escapó o si es salvaje.

Más presencia

A fines de septiembre otro puma fue visto en el camping de la Asociación Judicial Bonaerense ubicado en Miramar, también en las cercanías de la ruta 11. Este año hubo también avistajes de pumas en las inmediaciones del cementerio de Punta Alta, en las afueras de Bahía Blanca y en un barrio cerrado de la localidad de Brandsen, entre otras zonas periurbanas.  
"Entendemos que las apariciones están vinculadas al desplazamiento del hábitat que tienen los pumas por cuestiones como el avance de la agricultura o los incendios forestales", le dijo el pasado agosto a la agencia DIB Melina Manso, directora de Flora y Fauna bonaerense.
Otra razón que sugieren los especialistas es la prohibición de su matanza, ya que se trata de una especie protegida por la ley provincial Nº 11.723. "En La Pampa está permitida la caza y tal vez por eso se vienen desplazando a Buenos Aires. Quizá, también, siguiendo al jabalí que es una de las presas preferidas del puma", agregó la funcionaria.
En diálogo con DIB, desde el área de Recursos Naturales del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (ODPS) aventuraron otra explicación sobre la llegada a territorios poblados por personas. "Su aparición en zonas urbanas se debe a que en el proceso de integración de la maquinaria a la agricultura de la Provincia hay menos seres humanos trabajando en los campos, lo cual significó la expansión de la especie en regiones cercanas a la urbanización", explicaron.
El puma concolor es el que habita en Argentina y en toda América. "Es una especie que se adapta a la mayoría de los hábitats que pueden ser pastizal, llanura, selva y montaña", explicaron desde la ODPS.
En el caso de la provincia de Buenos Aires, este felino llegó a ocupar zonas costeras y boscosas. "En la actualidad no habita de forma homogénea una zona específica aunque ocupa de forma amplia el territorio bonaerense", detallaron.
A principios de septiembre, el Ministerio de Agroindustria bonaerense inició una encuesta sobre el avistaje de pumas en la Provincia al advertir que las apariciones se han duplicado en el último año.
"El motivo del relevamiento surge a partir de diversos llamados realizados por productores a la Dirección de Flora y Fauna, y tiene como objetivo obtener mayores precisiones sobre en qué puntos de la Provincia hay mayor problemática con presencia/avistamiento de pumas y así poder orientar mejor a los productores, los municipios y entidades rurales acerca de cómo actuar", explicaron en un comunicado desde la cartera bonaerense.