Definen el cierre nocturno en Provincia a partir de un indicador sanitario

  • Jueves, 07 de Enero de 2021 | Provinciales

El presidente Alberto Fernández acordó ayer con los gobernadores avanzar hacia la aplicación de un 'toque de queda sanitario' que impida la circulación de 23.00 a 6.00, aunque el esquema se aplicará solo en los distritos bonaerenses que superen una determinada cantidad de casos que será establecido en el decreto que le dará entidad legal a la medida.
Fernández y los gobernadores llegaron a un consenso básico, durante una reunión virtual, que traduce la preocupación compartida por el pronunciado aumento de los contagios en las últimas semanas. La medida más resonante es la restricción de circulación nocturna, entre las 23.00 y las 6.00, en línea con la idea compartida de que el virus se esparce más entre los jóvenes.
Además, hubo acuerdo en limitar a 10 el máximo de asistentes a reuniones en domicilios particulares (ahora es de 20) y disminuir la frecuencia de vuelos desde y hacia el exterior. También, en exigir test PCR a los residentes que realicen viajes aéreos de cabotaje, sobre todo en las provincias donde hay más circulación viral. El transporte público quedará nuevamente restringido a trabajadores esenciales.
Un punto clave es que habrá margen de acción para que los gobernadores adapten ese esquema a la realidad de cada distrito. En la provincia, dijeron a DIB fuentes del Ejecutivo que esperan conocer los detalles del decreto pero que en principio habrá una adaptación al sistema de fases vigentes, por lo cual solo en los distritos en fases menos permisivas se avanzará con el endurecimiento.
La clave estará contenida en el decreto presidencial que le dará entidad legal a todo es esquema: allí figurará un indicador objetivo de la situación epidemiológica –podría ser la tasa de incidencia- que se usará para determinar en qué distrito se endurecerán las condiciones y en cuáles no. Un criterio menos preciso opero que también fue puesto sobre la mesa tiene que ver con el humor social. 'Es indispensable: No parar la economía, no frustrar vacaciones ni la actividad en lugares turísticos', circuló entre los gobernadores y el Presidente.
El martes, Kicillof se reunió en forma presencial con intendentes de los municipios de la costa atlántica de la provincia y, luego de evaluar la posibilidad de un cierre, en principio la dejaron de lado. Acordaron, sí, extremar los controles para que no se repitan las imágenes descontrol en las playas que se vieron en lugares como las de Pinamar o Mar del Plata, con jóvenes hacinados.
En tanto, Chaco, Formosa, La Pampa y municipios de Buenos Aires y Santa Fe dispusieron en las últimas horas restricciones a la circulación de personas ante la suba de contagios, mientras que Santiago del Estero resolvió exigir hisopados para ingresar al distrito y la ciudad correntina de Mercedes decidió limitar el horario de entrada en los accesos.
El mes pasado, el Gobierno nacional prorrogó el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo) hasta fines de enero, pero el aumento de casos obligó en los últimos días a volver a restricciones en algunos distritos.
El martes, los ministros de Salud del país coincidieron en observar 'una falta significativa del cumplimiento de las medidas de prevención para mitigar la transmisión del virus que puede propiciar el adelanto de una segunda ola', según expresaron en la reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa).