En nuestra región, el delito bajó un 65%

  • Viernes, 17 de Abril de 2020 | Regionales

El aislamiento social, preventivo y obligatorio que
rige en el país impacto de lleno en todas las
estadísticas, ya sea económicas y sociales. También
pasó lo mismo en lo que tiene que ver con lo delictivo,
donde si se compara las tres semanas previas a la
cuarentena con las tres siguientes se registra una
merma en la cantidad de delitos denunciados en la
provincia de Buenos Aires del 46,5%.

Según un informe de la Procuración General de la
Suprema Corte bonaerense al que accedió DIB, desde la
semana 13 de este año hasta la 15, el número de
denuncias por todo tipo de delitos fue menos de la
mitad que en las tres semanas previas a la cuarentena
decretada por el presidente Alberto Fernández.

En lo que respecta a robos, la caída en la provincia de
Buenos Aires tras el aislamiento fue del 73,1%. Mucho
menor en lo que tiene que ver con delitos relacionados
con estupefacientes, con un 14,1%, con casos de
violencia de género: 41,4%.

Sin embargo, los números difieren en torno al tipo de
delito denunciado sobre la base de las Investigaciones
Penales Preparatorias (IPP) abiertas y al departamento
judicial. Son 18 en total en el territorio y con
realidades complejas. Ahora bien, cuáles de las
regiones del interior sufrió una caída más brusca de
los delitos:

Departamento Judicial de Junín

Comprende además de Junín, ciudad cabecera, los
partidos de Chacabuco, Florentino Ameghino, General
Arenales, General Pinto, General Viamonte, Leandro N.
Alem, Lincoln y Rojas, con una población aproximada a
290.000 habitantes.

En esta región, donde en las tres semanas previas a la
cuarentena se habían iniciado 741 IPP, tras el decreto
presidencial y la menor circulación callejera cayó a
261, es decir un 64,8%. Se trata de la mayor
disminución entre los departamentos judiciales del
interior. En lo que respecta a robos, la caída fue del
57,5%, en causas de droga 61,8% y de violencia de
género sólo 16,1%.