Ganaron River y Racing y sellaron su clasificación a octavos de final

  • Jueves, 01 de Octubre de 2020 | Nacional

Racing le ganó anoche 2-1 a Nacional de Montevideo, en condición de visitante,  y se clasificó para los octavos de final de la Copa Libertadores de América. Ahora, los dos lideran el grupo F y en la última fecha, que se jugará el miércoles 21, definirán la primera colocación.
Racing tomó la iniciativa en el arranque del partido desarrollado en Montevideo y justificó la diferencia de un gol en el primer tiempo, más allá de que la posesión no le sumó profundidad en varios pasajes del juego.
La Academia, que comenzó con los mismos once que jugaron ante Alianza Lima la semana pasada, abrió el marcador después de un error de la defensa de Nacional y Nicolás Reniero, que en Perú erró un penal, con un derechazo cruzado tuvo su revancha.
Racing buscó presionar arriba y defender lejos del arco de Gabriel Arias, lo que le permitió al local tener algunos espacios que no pudo aprovechar de la mejor manera en la etapa inicial.
Nacional, que comenzó el encuentro con una formación alternativa, debido a que ya tenía asegurada la clasificación, tras ganar los cuatro primeros compromisos, llegó al empate con un carambola. Alexis Soto saltó a cabecear, la pelota le pegó en la cabeza al caer y se metió junto al palo izquierdo de Gabriel Arias.
Racing sintió el impacto después del gol, pero con el paso de los minutos volvió a manejar el desarrollo, aunque sin generar peligro, más allá de alguna intervención de Augusto Solari. Finalmente, a la media hora, los de Avellaneda volvieron a ponerse en ventaja.
Tras un tiro libre desde la izquierda, Leonardo Sigali cabeceó y el arquero Sergio Rochet se lo llevó puesto. Claro penal del que se hizo cargo Héctor Fértoli, que clavó la pelota en el ángulo izquierdo. 
Ganó Racing y está en los octavos de final.


River 

River cumplió el primer objetivo que se propuso tras el parate por la pandemia de coronavirus: avanzar a los octavos de final de la Copa Libertadores. En el estadio de Independiente –el Monumental está en obra–, el Millonario le ganó 2-1 a San Pablo, gracias a los dos goles de Julián Álvarez, y se aseguró un lugar en la próxima fase, eliminando a su adversario, que había empatado parcialmente a través de Diego Costa.
La Banda, además, puede quedarse con la primera colocación del grupo D si en la última fecha supera como local a Liga de Quito, que goleó 4-0 a Binacional en la quinta jornada de la zona.
Como en el Morumbí, el elenco de Núñez apostó a la presión extendida sobre la salida de la visita, usufructuando la rígida filosofía de su adversario de jugar por abajo a toda costa, incluso caminando por la cornisa. Los brasileños, con Dani Alves en el eje de la cancha, intentaron repetir la táctica del ahogo. 
A los 5 minutos, River ya había puesto a Montiel cara a cara con Tiago Volpi, y a los 10, Julián Álvarez cerró con una definición ajustada una jugada colectiva de excelencia para firmar el 1 a 0.
Pero a los 26 os paulistas encontraron la igualdad en una pelota parada. Diego Costa se elevó en el centro del área y de cabeza empardó las acciones. No obstante, River sostuvo su ambición, no modificó su plan. Un par de salidas rápidas con el adversario en su campo no encontraron buen final, pero sirvieron como anticipo de lo que iba a venir.
A los 37 minutos, una acción frenética encontró a Álvarez como lanzador para Matías Suárez que, en función de extremo izquierdo,  recibió siempre libre y con campo para encarar. 
El exBelgrano llegó hasta el área, se sacó de encima a su marcador y halló otra vez al cordobés, la revelación pospandemia, que resolvió con un remate potente: 2-1. Así, River cerró el primer tiempo con dominio completo de las acciones.
El Millonario siguió siendo más consistente en la segunda parte. Aun cuando San Pablo logró sacar la pelota desde el fondo, esquivando el pressing, los orientados por Gallardo siguieron amenazando con las réplicas. A algunas sólo les faltó el último toque para traducirse en gol.
Suárez, en una corrida, entregó el balón a las manos del guardameta. Luego, Álvarez, con un intento desde el borde del área, casi anota el tercero. Pero los paulistas empezaron a encontrar mejor calidad de espacios, como a los 68, cuando Reinaldo desbordó y su buscapié no encontró quien lo conectara.
Con el cronómetro en sus últimos compases, la pelota quieta pasó a ser un padecimiento para el Millonario. En pos de sumar otro marcador fresco, el DT hizo entrar a Lucas Pratto por Borré. Así y todo, a los 82, Tréllez casi empata de cabeza, pero se molestó en el salto con un compañero.
En la última fecha, River recibirá el martes 20, a las 21.30, a Liga de Quito, mientras que San Pablo será local el mismo día y a la misma hora ante Binacional, aunque sólo para cumplir el fixture. 
River lo hizo una vez más.