La Provincia sumó 500 camas de terapia intensiva

  • Lunes, 23 de Marzo de 2020 | Provinciales

El gobierno bonaerense sumó 500 camas de terapia intensiva desde que comenzó la crisis por el coronavirus, pero deberá duplicar ese número para llegar al nivel de cobertura ideal, que según las proyecciones oficiales se logrará cuando se alcancen las 3.000. Además, deberán sumar 14.000 lugares para hacer frente al pico previsto de contagio, que se  estima para mediados de abril o mayo.
Desde que se declaró la pandemia, el gobierno provincial puso en foco al Conurbano como el área más complicada desde el punto de vista del potencial impacto epidemiológico, y a la necesidad de sumar camas de atención como la adaptación más importante que debe experimentar el sistema de salud para que la situación no se desborde, algo en lo que comenzó a avanzarse mientras se acentúa el aislamiento social.
El primer paso del Gobierno fue amentar las camas de terapia intensiva el sistema público. Hasta principios de año había unas 1.900 –con una ocupación fluctuante-– y ahora se sumaron 500 más, en dos tramos: primero 300 y luego 200. Se les llama camas para simplificar, pero son más que eso: cuentan con equipamiento complejo, en especial respiradores, y personal que los maneje.
Según confirmaron a la agencia DIB fuentes del gabinete bonaerense, ese número de camas nuevas, de todos modos, debe duplicarse para alcanzar el nivel de cobertura que el Gobierno considera ideal para atravesar la pandemia, cuyo pico se espera para mediados de abril o mayo, según precisó  jefe de Gabinete Carlos Bianco. Es decir, se deben incorporar unas 500 camas más, hasta alcanzar las 1.000 nuevas y las 3.000 en total.
Al mismo tiempo, las estimaciones prevén la necesidad de sumar otras 3.000 camas de terapia intermedia, y unos 14.000 lugares donde alojar personas que requieran permanecer en aislamiento y no tengan acceso a la infraestructura necesaria. 
Para eso se relevan centros municipales, instalaciones de clubes deportivos, y hasta hoteles sindicales, que podrían ser adaptaos  hasta que se sortee la emergencia.
En ese marco, el ministro de Infraestructura,Gabriel Katopodis, confirmó que se evalúa sumar, a los cinco hospitales modulares que se construirán junto a otros centros de salud en la Provincia  –ocho en total en el  país–, nuevas instalaciones, las que se sumarían a los ocho nosocomios ya anunciados.  
'Ya estamos evaluando hacer otros hospitales de acuerdo a la demanda que vaya surgiendo en distintas zonas', adelantó el funcionario.
Eso se suma a los ocho nosocomios casi nuevos y sin inaugurar  en La Matanza que está, siendo acondicionados para ser abiertos a la brevedad.
De acuerdo a un informe del gobierno provincial, se compraron 1.500.000 barbijos, 180.000 pares de guantes de látex, 400.000 kits de ropa descartable  (camisolín, cofia, barbijo, botas), 300.000 barbijos de tres capas, 9.600 tests para determinar virus, 1.000 protectores oculares, 600 bombas de infusión volumétricas y 400 monitores multiparamétricos, para unidades de terapia intensiva.