Se puso en marcha un organismo que canalizará la ayuda social

  • Martes, 24 de Marzo de 2020 | Locales

Ayer al mediodía se realizó en el Palacio Municipal la primera reunión para la constitución del Consejo Social. Se trata de un organismo que estará integrado por distintas instituciones locales, entre ellas gremios y credos religiosos, así como estamentos gubernamentales, cuyo objetivo será organizar y centralizar la ayuda destinada a los sectores de la comunidad que más están sufriendo las consecuencias de este freno a la actividad económica que se vive desde que comenzaron las medidas de aislamiento para la prevención del coronavirus.
El encuentro se desarrolló en el Patio de los Intendentes y, para evitar aglomeraciones, no tuvo la presencia de todas las instituciones que integrarían el Consejo, con las que habría más reuniones en los próximos días.
En un informe que brindó tras la charla, el Intendente Víctor Aiola expresó que hoy deben enfrentarse dos problemas principales: por un lado, el sanitario, por la necesidad de tomar medidas que retrasen la llegada del virus, y, por otro, el impacto social que esto tiene.
'Tenemos un montón de vecinos de Chacabuco que no trabajan en blanco, que son el plomero, el electricista, el albañil, la señora que cuida a una persona, la que hace tareas domésticas, los talleres de costura, los pintores, los chapistas, mecánicos. Son personas que trabajan en el día a día, sin un ingreso fijo, y hoy ven que se les ha cortado la circulación y que el país está parado', explicó.
El Intendente también señaló la necesidad de coordinar la ayuda para que no implique riesgos sanitarios.
'Si por repartir una vianda de comida tenemos 30, 40 o 50 personas distribuyéndolas por la ciudad, por un lado es algo bueno, pero por otro lado estamos diseminando el virus, que es algo mucho peor. Entonces, las cosas se tienen que organizar, y ese orden lo tiene que dar el Estado, que es el que tiene todas las herramientas y, fundamentalmente, la autoridad para poder hacerlo. Entonces, hay 50, 100, 200 personas que quieren aportar, que quieren hacer comida, barbijos, ropa de cama, eso lo vamos a canalizar todo por el Consejo Social, en el que van a estar representadas todas las instituciones de Chacabuco', completó.
Aiola encabezó la reunión junto a la jefa de Gabinete, Laura Marchesse, que estará al frente del Consejo. Otros participantes en la reunión fueron los secretarios de Gobierno y de Hacienda, Alejo Pérez y Nerón Chari; el presidente del Concejo Deliberante, Lisandro Herrera, representantes de los bloques de concejales y los legisladores provinciales Agustín Máspoli y Micaela Olivetto.
Asimismo, hubo miembros de la Secretaría de Desarrollo Social, el Sindicato Municipal, la Asociación de Trabajadores del Estado, la Mesa Sindical, la Cruz Roja, los Bomberos Voluntarios, Red Solidaria, los grupo scout y el Aula Chacabuco de la UTN.