Sorpresiva reunión entre el Presidente y Hugo Moyano

  • Jueves, 13 de Febrero de 2020 | País

Fuera de agenda, el presidente Alberto Fernández se reunió ayer con el líder camionero, Hugo Moyano, en la Casa Rosada, una señal de acercamiento al dirigente sindical, luego de algunas diferencias surgidas en los dos primeros meses de gobierno del Frente de Todos.
Moyano asistió a Balcarce 50 por un encuentro que tenía pautado con el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, aunque también se entrevistó con el Presidente.
El secretario general de Camioneros llegó a la sede gubernamental poco antes de las 11.30, y salió a las 13.20, sin hacer declaraciones a la prensa.
El Presidente y Moyano, dialogaron sobre la situación gremial y aspectos vinculados con el desarrollo del proceso de paritarias y la renegociación de la deuda externa, entre otros temas, según indicaron fuentes oficiales.
La reunión se dio en el marco de la iniciativa del jefe del Estado de mantener una serie de reuniones con sindicalistas para organizar una agenda de trabajo con la finalidad de "evitar todo mecanismo de indexación de la economía", como lo expresó este lunes.
En ese contexto, Fernández había considerado que "la cláusula gatillo" en el debate salarial "es un método de indexación".
Moyano se encontró con el primer mandatario tras haber conseguido un aumento del 26,5 por ciento para los Camioneros, lo que se interpretó como una presión a las paritarias.
Además, su visita fue un día después de que De Pedro recibió en su despacho a Andrés Rodríguez, titular de la Unión Del Personal Civil de la Nación (UPCN), que sostuvo que sería viable una negociación paritaria en la que sus afiliados consiguieran una mejora salarial donde "al menos empate la inflación".
El encuentro se interpretó como una señal para dejar atrás la diferencia que tuvo lugar en el inicio de la gestión cuando Moyano propuso a Guillermo López del Punta como secretario de Transporte, algo que no fue aceptado.
En tanto, la semana pasada Camioneros acordó una suba del 26,5 por ciento y se alejó del objetivo del Gobierno de que los sindicatos arreglen sumas fijas como anticipo de paritarias hasta tener más claro el panorama con la renegociación de la deuda.