'No se puede elegir entre la desolación y la desperanza de dos sistemas'

  • Lunes, 08 de Julio de 2019 | Locales

Fabián Sánchez, precandidato a intendente por Consenso Federal, considera que la elección no está polarizada entre el Gobierno y el kirchnerismo. Por otro lado, sostiene que siguen sin resolverse varios problemas de los vecinos.

¿Cómo se lucha contra la polarización entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio?

–La polarización es un invento del gobierno nacional y de la oposición del Frente de Cristina Kirchner. Lo que está claro, según los estudios y las encuestas, es que el ciudadano no está tan polarizado. Hay un 50 por ciento de la población que no quiere a ninguno de los dos, y sostiene que si tiene votar alguno en la segunda vuelta, lo haría con desgano. Esto según estudios de opinión de empresas reconocidas, no estamos hablando de encuestas partidarias. Para poder hablar de polarización, más de un 70 por ciento del electorado tiene que estar decidido a votar a alguno de los dos, en este caso esto no se da. El propio (Roberto) Lavagna dijo que la realidad es que hay un escenario de tercios. Lógicamente, la estructura económica de los Kirchner y del Gobierno son equiparables, y la nuestra no lo es.

¿Cómo ve la realidad municipal?

–La realidad en Chacabuco es que ni un gobierno ni el otro, ni el anterior ni éste, pudieron resolver los problemas estructurales de la ciudad. Sigue con problemas de energía, de educación. No hay suficientes jardines de infantes para los niños que necesitan asistir a nivel inicial, hay que recordar que es obligatorio. Ni hablar de la universidad. Hay que analizar las declaraciones de integrantes de la Universidad Tecnológica Nacional, que tiene un anexo en Chacabuco. Explicaron que el desarrollo de una localidad tiene que ver con la existencia de universidades. Acá no podemos ni soñar eso, porque no contamos con jardines de infantes suficientes, mucho menos podemos pensar en que el Municipio colabore para que el empleo se desarrolle. De la salud, ni hablar. Tenemos una Guardia preciosa ediliciamente; hay que instalarse ahí y relevar lo que opinan de ella los que se van a atender. El edificio no cura a la gente, cura lo que está dentro de edificio. Si las personas que se atienden en el lugar no pueden comprar un remedio porque no cuentan con trabajo, no se puede hablar de Salud.

¿Tiene relevada esa opinión?

–La tenemos relevada y es bastante desfavorable para con el actual gobierno. Es lo que los vecinos dicen puertas adentro. Cuando van a hacerse atender la gente se vuelve temerosa, porque es el único lugar al que pueden ir porque no cuenta con 600 pesos para abonar una consulta particular, en un consultorio o en el Sanatorio. Agacha la cabeza porque no le queda otro remedio. Lo que no podemos venderle a la sociedad es una mentira. Nos han falseado todos a todos, nos fallaron. Creo que los miembros de la sociedad no se suicidan. ¿Por qué tienen que elegir entre el fracaso y la desolación que es lo que nos ofrecen el gobierno y el kirchnerismo? Los argentinos se merecen algo mejor. Hay que defender las instituciones democráticas. Estamos a las puertas del 9 de Julio y de una elección presidencial. Los argentinos debemos reflexionar y elegir con conciencia y paz. En el fondo hay mucho de lo que se llama voto castigo y vergüenza, la gente no está diciendo toda la verdad. En su fuero íntimo sabe que no puede elegir entre la desolación de un sistema y la desesperanza del otro. Seamos sinceros, los problemas de Chacabuco no se resolvieron en ninguno de los dos casos y los de la Argentina, tampoco. El país terminó en el gobierno pasado con inflación, desocupación y recesión, este gobierno solamente pudo acentuar esa situación, no pudo resolver ninguno de los tres problemas.