'Va a caer la cantidad de afiliados de las prepagas y hay gente que va a quedar afuera del sistema'

  • Domingo, 11 de Febrero de 2024 | Provinciales

Homero Giles está al frente del Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) desde la llegada de Axel Kicillof al Gobierno bonaerense. Tras más de cuatro años de gestión reconoce que el organismo está ante una situación compleja debido a las políticas de ajuste del Gobierno de Javier Milei. En una entrevista con Agencia DIB, el médico emergentólogo que tuvo un paso de formación por Cuba, habla de los planes a futuro y lanza una fuerte crítica a la Federación Médica de la Provincia de Buenos Aires (Femeba).

Hay sectores que hablan de una situación crítica por atrasos de pagos o menos profesionales que prestan servicios. Como médico, ¿cómo evaluaría la situación en general del paciente IOMA?

En los últimos meses bajó calidad de prestación, bajó la capacidad de dar mejores servicios a los prestadores. Sobre todo de octubre a la actualidad. IOMA contrata el 100% de las prestaciones en el privado y está a merced del mercado. En agosto tuviste una devaluación del 21% que complicó, pero hubo una política salarial que acompañó. Cuando ganó Milei, hubo una profundización de la especulación de mercado. Y eso afecta porque gran parte de la inversión que hace IOMA es prótesis y otros insumos.

¿Se les hace complicado 'jugar' en el mercado?

La cápita (cuota) del IOMA es de 25.000 pesos por persona, contra una prepaga que en promedio está en 80.000 pesos. Y compramos en los mismos lugares que ellos. Todo eso embarró la cancha y cuando ganó Milei el mercado se guardó insumos. Las droguerías entregaron la mitad de los medicamentos y le pedían a las farmacias que paguen más rápido. Eso desfinanció a los farmacéuticos y el Estado tuvo que adelantar el pago 45 días. Pusimos 800 millones de pesos que no teníamos planificado gastarlo. Eso pasa por especulación del mercado. Y cuando asumió este Gobierno devaluó un 118% y eso es traducción a precios directamente. Cuando tenés un mercado de la salud condicionado por políticas liberales de apertura de precios es muy difícil. Nosotros dependemos de los salarios. Si las paritarias aumentan menos que la inflación entra menos dinero. El IOMA con una cápita baja se vio muy condicionado y no puede dar respuestas rápidas.

¿Cómo impactó en el organismo las medidas de Milei a la liberación de precios de la medicina prepaga?

Lo que vemos son más consultas con respecto a la afiliación voluntaria. En IOMA está abierta la posibilidad para personas de 18 a 35 años. Pero estamos analizando la posibilidad de abrir para otras edades. Pero el aporte al IOMA es bajo si uno lo compara con el plan más bajo de cualquiera prepaga. Lo que va a suceder es que no va a crecer la cantidad de afiliados de las prepagas, va a caer. Y hay gente que va a quedar afuera del sistema. 

Uno de los problemas recurrentes apunta al retraso de IOMA a la hora de pagar sus prestaciones. ¿Qué pasa con eso y puntualmente con Femeba?

El reclamo por el retraso era histórico hasta que en 2022 hicimos el adelanto de un mes de pago y empezamos a pagar a 30 días. IOMA es de las pocas que lo hace a 30 días y es fácilmente comprobable. Femeba es la mayor corporación médica del país, es un monstruo y es la verdadera casta en medicina. En IOMA tiene convenio por 120 municipios. Y somos es el principal financiador de Femeba.

Ellos reclaman por una deuda…

No tenemos un problema de deuda con Femeba, que es una asociación civil que no tiene fines de lucro. Deberían transferir casi todo a los médicos, te diría un 95%. Femeba tiene un gasto de administración del 8% y el IOMA un 4%. Pero Femeba se queda entre el 25% y el 30% del recurso que se le paga por mes. En diciembre pagamos 4.000 millones de pesos y Femeba se quedó con 1.000 millones. Eso debería trasladarlo a los médicos. Cuál es el foco de discusión: su rentabilidad. Ellos tienen mucho poder porque manejan mucha plata. 


¿A cuánto tiempo paga las prestaciones el IOMA?

En general los médicos cobran a los 30 días, pero Femeba hace su juego financiero. Y ahí está el problema. Nosotros pusimos en discusión esa rentabilidad. Eso tienen que trasladarlo a los médicos.

¿Es necesaria una discusión sobre el pago por prestación para los profesionales o está en valores de mercado?

Está dentro de los valores de mercado. Desde marzo de 2023 que aumentamos más del 70% en un mes recuperamos lo que se había perdido en el Gobierno de María Eugenia Vidal. Solo tenemos problemas en el terreno de Femeba, que son unos 10.000 médicos, pero porque discutimos su rentabilidad. 

La política expansiva del IOMA

Otra de las quejas es que cada vez hay menos profesionales que atienen por IOMA. ¿Esto es así en las estadísticas?

Desde que ingresamos en 2019 hasta hoy, incorporamos 20% más de médicos. De diciembre de 2022 a diciembre de 2023 dimos 130% de aumento a médicos, y facturaron un 170% más. Es decir que aumentó por encima de lo que le dimos. Además, están los médicos que agregamos en los policunsultorios. Abrimos 230 en 60 municipios donde hay unos 3.000 médicos, donde no se cobran copagos. Son unas 100 mil consultas y prácticas mensuales.  Y a eso hay que sumar la telemedicina que hace 70 mil consultas por mes. Pero sí hay reclamos porque están devaluados los precios que pagamos, y el médico le cobra al afiliado. Estamos en ese período de transición por las políticas del Gobierno nacional, que quiere que todo lo regule el mercado. Tenemos más prestaciones, pero se ha perdido calidad.

¿La política que implementaron de los policonsultorios seguirá ampliándose?

Queremos sostenerla a otros municipios y sin copagos. Nos piden eso en otros distritos. Pero claro, sale Femeba, porque compite con ellos, a decir que es un fracaso. Pero tenemos 100 mil consultas mensuales. Está lejos de ser un fracaso.   

¿Cómo impacta que algunos municipios hayan dado de baja IOMA para sus trabajadores?

Hasta ahora fueron Capitán Sarmiento, San Nicolás y Zárate. Muchos trabajadores se quedaron y otros quieren volver. Pero hay que entender que éste es un sistema solidario. El que no tiene enfermedad y no consume ninguna prestación, con su aporte ayuda al que sí lo necesita. El aporte promedio es de 25.000 pesos y un día de internación sale unos 100.000 pesos. Hay prestaciones o medicamentos millonarios. Los intendentes plantean 'libertad de elección'. La gente quiere pasarse a una prepaga, pero si tiene un problema de salud, los rebotan para inscribirse o les cobran fortunas. Entonces terminan saliendo los que no tienen consumos de salud. Y eso desfinancia más al IOMA. Si se toman todos los municipios, según datos de 2022, entre lo que aportan y consumen, se generó un déficit de más de 25.000 millones de pesos. Son deficitarios, porque sus sueldos son más bajos que los sueldos provinciales. Su mejor alternativa es IOMA.

¿Cómo impacta el aumento de los medicamentos tras la liberación del mercado de Nación?

El porcentaje de cobertura bajó. Estamos en un promedio del 40% y antes era 60%. Pero es un porcentaje similar al de las obras sociales nacionales. Venimos cubriendo entre 60% de medicamentos esenciales, para hipertensión, diabetes, problemas respiratorios y dislipemia y antes era el 100%. De enero a enero tuviste un 334% de incremento de los precios de medicamentos, para un poco más de 200% de la inflación. Cuando los precios suben de una manera tan vertiginosa es muy difícil de acompañar. Pero para marzo queremos disponer de los recursos para ampliar la cobertura en medicamentos. Es prioridad número uno.

Conflicto con la oposición

Desde la oposición piden su presencia en la Legislatura para dar respuestas y hasta proponen crear una comisión bicameral. ¿Qué chances hay de eso?

Ellos eligieron la vía de presentar un proyecto de resolución para debatir en el recinto. Bueno, que lo discutan y que ganen con los votos. Y si lo hacen iré, porque estaré obligado a hacerlo. Pero si me hubiesen invitado antes de presentar esta resolución hubiese ido. De hecho fui varias veces a la Legislatura a reunirme con legisladores.

¿A qué vincula el reclamo de la UCR y el PRO?

El primer interesado en discutir las problemáticas del IOMA soy yo. No quiero esconder los problemas. Soy militante, no soy un cuadro técnico. Quiero resolver los problemas. Y me gustaría discutir con Juntos por el Cambio por qué se preocupan ahora y no cuando gobernó María Eugenia Vidal y dejó el organismo con déficit y con cinco meses de deuda con los prestadores. Pero ese proyecto de resolución lo escribió Femeba. 

Por Fernando Delaiti, de agencia DIB