#17A: masiva marcha en el Obelisco y en varias ciudades del interior

  • Martes, 18 de Agosto de 2020 | País

Tal como estaba previsto, cerca de las 16.00 miles de personas se movilizaron en distintas ciudades del país para protestar contra las medidas de aislamiento que tomó el gobierno nacional, en el marco de la pandemia por coronavirus y para cuestionar el proyecto de reforma de la Justicia. 

También se sumaron otras consignas como la inseguridad, pero básicamente, la manifestación, fue convocada por redes sociales e interpeló a ciudadanos que no apoyan la gestión de Alberto Fernández.

Muchos en auto tocando bocinas, otros a pie con banderas argentinas, la gran mayoría con el barbijo como medida de cuidado ante la transmisibilidad del coronavirus, salieron a las calles en sintonía además con el feriado por la conmemoración de la muerte del general José de San  Martín.  

La marcha más numerosa y más difundida por medios de comunicación nacionales fue en el Obelisco porteño, pero la protesta tuvo réplicas en las capitales de la mayoría de las provincias y en ciudades del interior del país.

Otros puntos de concentración fueron la esquina del departamento donde vive la vicepresidente Cristina Fernández, en Juncal y Uruguay, y la Quinta Presidencial de Olivos, con lo que el tono de la protesta quedó más que claro.

La convocatoria fue creciendo en las últimas semanas con el hashtag #17A y rápidamente tuvo eco en figuras del mundo artístico, como Luis Brandoni, periodistas y dirigentes políticos de la oposición, como la presidente de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, que manifestó que iba a marchar en su auto.

Larreta, preocupado, se despegó

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, en la conferencia de prensa del viernes junto al presidente Alberto Fernández y el gobernador bonaerense Áxel Kicillof, había negado que la convocatoria tuviera color político e intervención partidaria.

Ayer, siguió en esa línea, con atenta preocupación sobre el operativo de seguridad desplegado para evitar desbordes. Rodríguez Larreta se reunió temprano con su gabinete en la sede de Parque Patricios y reiteró su postura. 

Por un lado, dejó en claro el reconocimiento del 'derecho a manifestarse', y por otro, se despegó políticamente de la marcha al reiterar la necesidad de 'cuidarse y respetar las medidas de distanciamiento', para no multiplicar los contagios de coronavirus.