A pesar de las dificultades, el Hogar Miguel Gil sigue adelante

  • Domingo, 06 de Septiembre de 2020 | Locales

Luego de una demora en los pagos de las becas. el Hogar Miguel Máximo Gil recibió el jueves último los haberes de julio.

Tras la gobernación de Daniel Scioli, quedó una deuda de seis meses en el pago de las becas, que se cobraban por bimestre. Esos pagos quedaron regularizados a mediados de 2016, con María Eugenia Vidal en el gobierno provincial, que además comenzó con los pagos mensuales, y en el último año de su mandato se fueron aumentando de acuerdo al índice de inflación. Al dejar la gobernación, Vidal les pagó a los hogares las becas de diciembre de 2019 y enero de 2020.

'Este nuevo gobierno nos empezó a pagar a fines de marzo –explicó Norma Gil, directora del Hogar–. En abril no nos pagaron, empezó lo de la pandemia y no se les pudo cobrar a los socios, así que no entraba plata. Además, ya no hay aumento por inflación'. 

'Nos avisaron que no habrá aumentos hasta el año que viene –agregó–. Todos los hogares estamos desesperados. En algunos el personal está cobrando la mitad del sueldo, en otros las tres cuartas partes y otros cerraron. Nosotros vamos a pagar este mes, pero no sabemos qué va a pasar el que viene. No sabemos cuándo va a llegar el dinero porque lo hace con un desfasaje importante'.

'Nosotros tenemos una capacidad y personal como para alojar treinta chicos, pero nos pagan por los que tenemos que estos momentos que, por la pandemia, son doce. Si hay que encontrarle una parte positiva a esta situación, es que pasamos de tener tres turnos de cuatro personas por día a implementar un sistema de 24 por 48 horas, como trabaja la Policía, lo que nos da mucho mejor resultado con el personal y con los chicos. En este sentido, las cosas se acomodaron para mejor', señaló. 

'A raíz de la pandemia –continuó–, el gobierno nacional, junto con Unicef, sacó en junio la tarjeta Aunar, para chicos en riesgo social que están en hogares. El dinero debe gastarse en cosas muy específicas: farmacia, útiles escolares, artículos de desinfección y limpieza. A nosotros no nos llegó la tarjeta, pero nos mandaron un e-mail en el que nos avisan que tienen nuestros datos, pero que pasamos a una segunda etapa. Somos más de sesenta hogares los que todavía no la recibimos'.

'Lo que nos pagan de becas es la mitad de lo que paga la Ciudad de Buenos Aires. Hay hogares del Conurbano que reciben chicos de la CABA y chicos de la Provincia, y por los primeros reciben el doble'.

'Lo que estamos pidiendo todos los hogares –manifestó Norma Gil–  es que durante este tiempo se nos pague de acuerdo a la cantidad de becas asignadas, que en nuestro caso es de treinta. Que a nosotros nos paguen por treinta aunque tengamos doce. Es un momento muy complicado. Hoy, si un chico egresa a mitad de mes, nos pagan por los quince días, no por el mes completo. Hemos llegado a tener 35 chicos, pero nos pagaban por treinta'.