Acusan a Fernández de una "traición sin límites"

  • Lunes, 16 de Mayo de 2022 | País

El principal medio ruso acusó a Alberto Fernández de haber traicionado a Vladimir Putin, tras la condena del presidente argentino a la invasión rusa en Ucrania, en su reciente visita a Alemania. El editorial de Sputnik se titula "La hipocresía y la traición del presidente argentino Alberto Fernández a Putin no tiene límites" y luego de recordarle la ayuda que le brindó Putin con las vacunas contra el coronavirus, cuando la Argentina no tenía acceso a vacunas, interpretan que cambió de posición para venderle alimentos y gas a Europa.

En una visita que causó controversia en occidente, Fernández se reunió con Putin pocos días antes de la invasión rusa a Ucrania. Tras las críticas de las principales potencias, el presidente argentino fue variando la posición frente a Rusia y hasta llegó a votar su expulsión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Sputnik es una agencia informativa rusa que depende directamente de Putin y marca las posiciones oficiales del gobierno. "El nivel de traición del presidente argentino hacia su par ruso, está fuera de duda y fuera de concurso", puede leerse en un editorial que fue publicado el fin de semana. La virulencia del texto contra un presidente extranjero es imposible que se haya publicado sin un visto bueno, o pedido, del Kremlin.

En el texto de Sputnik se recuerda la ayuda de Putin a la Argentina con el envío de vacunas a principios de 2021, algo que el mismo Fernández reconoció en febrero de este año durante su encuentro con el mandatario ruso. Dos meses más tarde, ordenó votar en la ONU a favor de expulsar a Rusia del Consejo de Seguridad. 

El drástico giro de política internacional que piloteó el canciller, Santiago Cafiero, se produjo luego de un encuentro con el secretario de Estado, Antony Blinken, en la Casa Blanca, que destrabó el apoyo de la administración Biden al acuerdo de Argentina con el FMI. El kirchnerismo a través del senador Oscar Parrilli cuestionó el giro, que incluye la parálisis de la central nuclear Atucha III, con financiamiento de China y que objeta Estados Unidos. 

China y Rusia son dos alianzas de peso que Cristina Fernández anudó durante sus años de presidente, cuando entró en crisis la relación con Estados Unidos.

Por unas monedas

Parte del enojo con Alberto Fernández tiene relación con la gira europea que depositó al presidente argentino en Alemania y Francia. Tras el encuentro con el canciller alemán Olaf Scholz, el argentino habló de "ponerle fin" a la "agresión a Ucrania", a la que calificó como "inmoral".

"¿Por unas monedas, lo que sea?", se preguntan en Sputnik sobre la zigzagueante posición argentina respecto de su exsocio.

En su última gira europea, además de acusar a Rusia de inmoral, Fernández dijo que para su gobierno Europa es más importante que China y se declaró "europeísta". 

En su visita a España, Alemania y Francia  propuso a la Argentina como proveedor de alimentos y gas para Europa en reemplazo de Rusia. "Somos grandes productores de alimentos y somos grandes productores de energía", dijo tras su encuentro con Scholz.

La oferta de alimentos es posible de concretar, pero la de gas sólo es viable en el largo plazo y luego de inversiones multimillonarias, entre otras cosas porque el Gobierno demoró dos años el inicio del gasoducto de Vaca Muerta, obra imprescindible para aumentar las exportaciones del fluido enterrado en el yacimiento neuquino y que ya saturó la capacidad de transporte del sistema nacional. 

Además de la construcción de ese gasoducto, que demandará un mínimo de dos años, haría falta construir una planta de gas licuado que cuesta miles de millones de dólares.

"El presidente de un país con un 37,3 por ciento de población que vive por debajo de la línea de la pobreza y donde muchos millones no acceden a alimentos, se propone venderle alimentos a Alemania", se quejan en el editorial de Sputnik, en la que además reclaman una condena de Alberto Fernández a Ucrania por las violaciones a los derechos humanos en las regiones prorrusas.

"La cancillería de (el presidente de Brasil, Jair) Bolsonaro, que es un desastre, se portó un poco mejor (que Argentina), porque hizo todo los posible para no condenar a Rusia", dice un politólogo citado en la nota del medio ruso.

Por su parte, tras la gira europea, y en un posteo de Twitter, Alberto Fernández destacó que durante la gira 'hemos puesto la voz de América Latina y el Caribe en el conflicto bélico que afecta al mundo y que demanda la solidaridad de todos'.