Alberto Fernández cuestionó a Jair Bolsonaro en medio de la cumbre del Mercosur

  • Viernes, 03 de Julio de 2020 | País

Alberto Fernández cuestionó a Jair Bolsonaro en vivo y en directo por primera vez desde que ambos son presidentes.

Fue durante la cumbre del Mercosur, la primera en la que participa el mandatario argentino, en la que tuvo del otro lado de la pantalla al presidente de Brasil.

Alberto advirtió que las "diferencias que puedan surgir, ideológicas, conceptuales o del tipo que quieran, pasan a un segundo plano a la hora de entender que son los pueblos los que se vinculan más allá de los gobiernos que ocasionalmente gobiernan nuestras repúblicas" y afirmó que "ninguno debe buscar su suerte individualmente". 

Fue una clara referencia a Bolsonaro, que denosta la cuarentena y promueve la apertura de las actividades económicas. En ese sentido, pese a que Brasil está en el segundo puesto mundial de casos y muertes por coronavirus, ayer Río de Janeiro habilitó la reapertura de restaurantes, bares y gimnasios para reactivar la economía del municipio.

Río es la segunda ciudad más afectada por la pandemia en Brasil y con una tasa de mortalidad tres veces mayor al promedio del país. En su turno, Bolsonaro no hizo mención al reproche del argentino y se mostró menos estridente que de costumbre.

Alberto se desconectó 

Ese no fue el único momento de tensión diplomática en la primera cumbre presidencial de la historia del Mercosur que se desarrolla virtualmente. Alberto se desconectó antes de que empezara a hablar la boliviana Jeanine Añez, a quien no reconoce como la presidente provisional de Bolivia.

Pese a estas desavenencias, en el terreno de lo formal el Mercosur reafirmó su "compromiso con una coordinación eficiente y permanente para frenar el avance del coronavirus y mitigar sus consecuencias sanitarias, económicas y sociales" que provoca la pandemia.

En el gobierno argentino celebraron que en el documento final no hubo mención respecto acuerdos de libre comercio con varios países como Corea del Sur, Singapur, Líbano y Canadá. Argentina había tenido cortocircuitos con Brasil y con el resto de los países del Mercosur que se plegaron a la idea de Bolsonaro de avanzar con esos acuerdos.

Pese a que Bolsonaro se refirió a esos acuerdos en su discurso, el documento sólo hizo mención a las negociaciones por el acuerdo con la Unión Europea iniciado el año pasado. El propio Alberto pidió  al representante europeo, Jospeh Borrel, presente en la cumbre, que ayude al avance de ese acuerdo.

"Tenemos que sincerar si realmente hay una intención de avanzar en otros acuerdos, puntualmente con Corea del Sur", dijo el uruguayo Luis Lacalle Pou, que asumió la presidencia pro témpore del Mercosur. "Es mejor no avanzar si no estamos dispuestos a terminar un proceso que avanzar y que quede a mitad de camino", indicó.