'El FMI no está en condiciones de imponer nada al Estado argentino'

  • Lunes, 17 de Agosto de 2020 | País

"El FMI le presta a un país 44.000 millones de dólares para ayudar a reelegir una persona, y el candidato del FMI perdió", expresó Máximo Kirchner, y consideró que "el FMI no está en condiciones de imponerle nada a nadie" en torno a la discusión de la deuda, sino que tiene que limitarse a "hablar con el Presidente y con las autoridades argentinas".

Para el líder de La Cámpora, si ese millonario crédito "hubiera servido para mejorar la infraestructura del país, mejorar la producción en materia de litio, petróleo, gas", la discusión con el FMI sería otra.

"Eso no sucedió. Esa plata se fugó, se perdió, sin tener nada tangible que le permita a la sociedad su utilización, su capitalización", aseveró.

En este sentido, Kirchner le exigió al FMI "autocrítica" y sentarse a "discutir pero sin condiciones".

"Ya demostramos que si a la Argentina la dejan decidir sus próximas políticas va a poder hacer frente a sus deudas", subrayó, y agregó: "Lo que debe tener el gobierno argentino es dignidad e inteligencia, porque no se representa a una fuerza política en particular, se representa a los intereses de todas".

"La Argentina, cuando Cristina dejó el Gobierno, no le debía 44.000 millones de dólares al FMI. Es más, Néstor lo había pagado en 2006. ¿Qué se hizo con ese endeudamiento? El Poder Judicial la vio pasar, y la Argentina ha quedado muy endeudada", añadió.

En tanto, el referente oficialista remarcó que el gobierno de Macri fue una apuesta del poder económico que "fracasó" y "las inversiones nunca llegaron".

"El presidente Macri no conocía a quiénes gobernaba. Tenía una visión centralista, de 30 o 40 manzanas de la ciudad de Buenos Aires y así fue el tamaño fracaso", sostuvo.

"Creo que en los últimos cuatro años aplicaron las ideas que el poder financiero y económico le decía a la expresidenta y ahí están los resultados. Un endeudamiento feroz que no fue a hospitales, sino que se evaporó y ahora hay que afrontar", subrayó.

También apuntó contra el expresidente del Banco Central: "A (Federico) Sturzenegger uno lo vio en el canje de 2001 y otra vez en esta deuda. Debería tener más humildad".

En otro orden, el diputado oficialista defendió el proyecto de reforma judicial que impulsa el Poder Ejecutivo y señaló que "el Poder Judicial no puede transformarse en un ariete de ninguna expresión política".