'Lo peor de la inflación ya pasó'

  • Jueves, 05 de Mayo de 2022 | País

La reunión de Gabinete de ayer terminó con una conferencia de prensa que buscó bajar el tono de la disputa pública entre cristinistas y albertistas, pero en la intimidad incluyó una promesa del ministro de Economía, Martín Guzmán, y una fuerte arenga del Jefe de Gabinete, Juan Manzur. 'Este es un gran gobierno, al que no le gusta, que se vaya', dijo.

Luego de destacar todas las buenas acciones de los respectivos ministerios, Manzur lanzó: 'Hay que defender a este Gobierno, al que no le gusta, que se vaya'. Puertas adentro de Balcarce 50 reafirman que por el momento no hay previsto ningún cambio en el elenco de ministros de Alberto Fernández.

Minutos antes, ya el ministro de Economía, Martín Guzmán, uno de los más cuestionados en los últimos tiempos por el kirchnerismo, había contado que para la economía 'ya pasamos lo peor' y que los números de la microeconomía y la macroeconomía vienen en franca mejoría. También dijo que 'el ruido político va en contra de nuestro modelo'.

Guzmán, Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y Claudio Moroni (Trabajo), justamente los ministros que el sector que responde a la vicepresidente, Cristina Fernández, cuestionan con mayor dureza por su desempeño, fueron los tres primeros en exponer. Ese detalle fue considerado, internamente, como una señal de respaldo.

Juan Manzur recobró, por pedido de Alberto Fernández, el protagonismo que había tenido ni bien asumió. El Presidente intenta un blindaje ante los ataques del kirchnerismo duro y se refugia en el tucumano, que con su experiencia intenta transmitir tranquilidad y armonía dentro de un gabinete en el que hay funcionarios más afines al jefe de Estado, otros que se identifican con la Vicepresidente y áreas en manos de allegados a Sergio Massa.

El titular de Economía, entonces, estuvo entre los de mayor participación a pedido de Manzur. 'Las expectativas son inciertas. El plan que tenemos les cierra a todos, este es el rumbo, pero tanto ruido político complica las cosas', sostuvo el titular de la cartera económica. 

En sintonía, en la Casa de Gobierno recordaron que hace poco, en una conversación privada con un ministro de confianza, Alberto Fernández le comentó que 'este es un maratón, no queda otra que aguantar', en referencia a las dificultades que encuentra el Gobierno para aplacar los efectos de la inflación, que alcanzó un 6,7 por ciento en el mes de marzo.

En la reunión hubo coincidencias en que uno de los caminos para sortear este momento incierto pasa por 'gestionar, aprovechar el crecimiento de varios sectores de la economía y redistribuir el ingreso'. Por eso hubo otros ministros más relacionados, como Kulfas, Julián Domínguez (Agricultura), Moroni y Martín Soria (Justicia), que aportaron indicios sobre mejores perspectivas relacionadas con la producción y el empleo. Soria, por ejemplo, aportó datos de su provincia natal, Río Negro, donde subió la exportación de peras y manzanas.

Presencias y ausencias

En el salón Eva Perón participaron también los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero; de Salud, Carla Vizzotti; de Educación, Jaime Perczyk; de Mujeres, Género y Diversidad; Elizabeth Gómez Alcorta; de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; de Seguridad, Aníbal Fernández; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Defensa, Jorge Taiana; de Trabajo, Claudio Moroni; de Ambiente, Juan Cabandie; de Justicia, Martin Soria: de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus. También los secretarios de la Presidencia, Julio Vitobello; de Medios, Juan Ross: la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; el asesor presidencial Juan Manuel Olmos; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz. 

Después llegaron la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, que en la reunión habló largo y tendido sobre el conflicto por la exportación de carne. Hacia el final, 

Manzur protagonizó la citada 'arenga' pidiendo 'gestionar como lo hacemos todos los días, porque somos profesionales, tenemos experiencia en esto', y hasta recibió aplausos, según comentaron dos de los presentes.

Cuando todo terminó, Taiana y Vizzotti enfrentaron a la prensa junto a Manzur, y sin mencionar a Larroque ni al resto de las críticas, señalaron que Guzmán aseguró que 'la inflación de este mes va a ser más baja que el anterior'. También aclararon que desde ayer, los ministros se reunirán 'cada quince días, porque es importante el intercambio'.

Además de De Pedro, se ausentaron, en principio, los ministros de Turismo, Matías Lammens y su par de Vivienda, Jorge Ferraresi, ambos con compromisos de agenda fuera del país. También Tristán Bauer (Cultura) y Alexis Guerrera (Transporte), con parte de enfermos. Pero la ausencia inicial de De Pedro por un 'problema familiar', coincidió con las durísimas críticas que Larroque, y la propia Vicepresidente, hicieron el martes hacia el Gobierno. 

'El Gobierno es nuestro', dijo Larroque, y el Presidente le contestó que 'el Gobierno es de todos'. Eso había generado todo tipo de suspicacias que se disiparon cuando el ministro del Interior llegó, aunque con retraso, al cónclave.