'No es tiempo de políticas partidarias'

  • Lunes, 03 de Mayo de 2021 | Locales

POR EDUARDO N. CARBONI

–¿Cómo ves la situación que atraviesa el país, con la dura llegada de la segunda ola de contagios por covid-19?
–Muy preocupado. Todo lo que es pandemia significa dolor, significa un gran perjuicio para todos. Estoy muy preocupado por la salud, por la vida, por los seres queridos, por la gente conocida, las grandes pérdidas que se están viviendo. Sobre todas las cosas, la vida y la salud, pero esto también afecta a la economía, el movimiento de la sociedad. Estamos viviendo un momento muy especial con enormes dificultades; todo esto es tristeza, todo el mundo pierde y no hay forma de salir airoso. El año pasado se lo afrontó y parecía que se salía, pero hoy la segunda hola nos encuentra más cansados, muy saturados y con la gente en movimiento, porque hay que seguir con las diferentes actividades, si bien con protocolos y con restricciones. Gracias a Dios, se pudo avanzar con los distintos sistemas de Salud, que están mejor equipados que el año pasado, y con una importante cantidad de vecinos ya vacunados. Ojalá que se siga con este nivel de vacunación para que podamos inmunizar a la mayor cantidad de ciudadanos, para que puedan estar protegidos contra este virus.

–Más allá de los lógicos debates que puedan plantearse entre oficialismo y oposición, se está discutiendo como para ganarle al otro y no para llegar a acordar políticas y acciones en común, lo cual no cae nada bien al ciudadano común, que está muy sensible por la situación que estamos viviendo. ¿Lo ves así?
–Totalmente. Creo que hay que llegar a acuerdos y consensos necesarios con el fin de avanzar y respetar las medidas que se van tomando. La verdad es que las medidas no son simpáticas, no es fácil decidirlas para un Presidente, pero es evidente que con los informes que tiene el Gobierno va mucho más adelantado que la información pública. Cuando se tomaron estas decisiones fue porque se venía la segunda ola, con una agresividad importante. Se tomaron sobre el núcleo del AMBA para evitar la mayor circulación y me parece que son acertadas porque van en esa dirección. Si bien son antipáticas, como la virtualidad de la educación, creo que ameritan en esta instancia, con el fin de poder tratar de disminuir la circulación y el virus en todos los aspectos, por lo tanto, me parece que hay un Presidente que toma decisiones, que debe ir acompañado por las provincias, los municipios, no para polemizar en cada uno de los temas, sino para evitar la mayor propagación del virus. Todas las medidas que nos lleven en esa dirección deben ser acompañadas por la sociedad.

–Ocurre que los temas suelen plantearse como un Boca-River: los que están contra las clases presenciales contra los que no. Y en esos términos, nos matamos para ver quién gana.
–No debería ser así. Las decisiones se deben tomar científicamente; hoy, la principal preocupación es cómo evitamos que se siga propagando el virus. Todo lo que lleve a eso, a proteger a los alumnos, docentes, padres, familias, creo que va en esa dirección. Hay una realidad en la zona metropolitana y otra en el interior. Además de esas decisiones que se tomaron para el núcleo duro el AMBA, cada gobierno tiene la posibilidad de ir tomando otro tipo de medidas en función de la situación epidemiológica de su distrito. En Chacabuco, las decisiones se fueron tomando de acuerdo a cómo fue evolucionando la pandemia. No es algo estático, no podemos decir 'estoy a favor o en contra de la presencialidad' indeterminadamente. Seguramente, en algún momento se deberá tomar la medida de educación virtual, en función de evitar un daño mayor. Cuando la situación mejore, seguramente volveremos a la presencialidad. Y así en cada uno de los temas o rubros. Creo en el espíritu del Gobierno, que toma las decisiones, haciéndose cargo, que permitan ir mejorando por ciclos de catorce días, y evitar que se propague el virus.

–En Chacabuco veíamos al AMBA como una bomba de tiempo lejana a nosotros, y hoy, el nivel de contagio que padecemos es mucho mayor que el de esa zona.
–Cada distrito tiene su realidad. Chacabuco ha tenido un pico de contagios muy importante en las últimas semanas, lo que hizo que se debieran tomar decisiones importantes. Hay una gran cantidad de vecinos afectados, hay muchas pérdidas. Quiero aprovechar la oportunidad para pedirle a toda la población que tenga los máximos cuidados porque esto no ha pasado. Gracias a Dios, tenemos una cantidad de personas de la tercera edad protegida con la vacuna, por eso el virus está golpeando a la población más joven. Además de tener mayor cuidado, los mayores están protegidos por la vacuna. Hasta que el mundo vaya generando las vacunas necesarias y vayan llegando a nuestro país, es necesario que nos cuidemos, que cuidemos a nuestro entorno, a nuestros seres queridos. No podemos quedarnos encerrados permanente y eternamente, pero sí hacer las cosas esenciales con los mayores cuidados posibles, evitar las reuniones sociales; todo lo que ya sabemos a lo largo de este tiempo. Pero debemos tenerlo bien presente, porque por descuido o por relajarse, uno va tomando confianza o empieza a convivir con ciertas situaciones en las que parece que no lo van a perjudicar, y al primer descuido, nos toca. Por eso solicito la mayor toma de conciencia posible, y que las decisiones, más allá de que nos gusten o no, a nivel nacional, provincial o local, ameritan acompañarlas. Hoy, somos oposición en Chacabuco y sin embargo no nos ponemos a discutir cada medida que toma el Municipio, y tratamos de estar en sintonía, de acompañar y de pedirle a toda la ciudadanía que nos cuidemos. Me parece que esa es la dirección correcta, más allá de las visiones que cada uno tenga de cómo hacer las cosas. No es un tiempo de polémicas ni de políticas partidarias, es tiempo de trabajar y de pedir la mayor conciencia en la población. Quiero mandar un saludo y un reconocimiento grande a toda la gente que trabaja en Salud: médicos, enfermeros, mucamas y a todo el personal del Sistema de Salud, especialmente el de nuestro Hospital Municipal, que hoy está trabajando enormemente, saturado, con mucho esfuerzo.

–¿Cómo considerás que se está manejando el gobierno municipal con todo esto?
–Ya me tomaré mi tiempo para hacer evaluaciones y analizar la cosas en las que no estemos de acuerdo, pero este no es momento de polemizar en esa dirección. Cualquier cosa que diga, seguramente en este contexto no sería oportuna ni pertinente. En este momento, lo que hay que hacer es trabajar desde todos los sectores para tratar de que el virus se minimice y se encapsule lo máximo posible y podamos salir de esta situación. En la primera reunión en la que se convocó a los exintendentes, llevé una propuesta de ocho puntos, el año pasado nuestro bloque de concejales propuso cosas que valdrían la pena -más allá de la cuestión sanitaria cuyo manejo no voy a evaluar- porque la pandemia ha generado muchísimas secuelas, hay muchísima gente que no puede trabajar, hay negocios cerrados, y creo que amerita un Estado presente, que los Estados nacional, provincial y municipal estén en esa sintonía y acompañando al que hoy no puede llevar adelante su negocio, al que ha sido perjudicado. Ese es el rol del Estado y a nivel local, se debería, lo digo a nivel propositivo, generar los anticuerpos necesarios para ayudar a muchísima gente que se está quedando fuera del sistema, a raíz de esta situación que se está viviendo en todos lados y que está repercutiendo en muchísimas familias de nuestro distrito.