'Nunca olviden que estamos en un estado de derecho'

  • Jueves, 29 de Octubre de 2020 | País

El presidente Alberto Fernández afirmó ayer que las fuerzas de seguridad "se pusieron al frente del esfuerzo colectivo" ante la pandemia, y les pidió que "nunca olviden" el estado de derecho, por lo que se deben "respetar los derechos de todos los ciudadanos".

"Nunca olviden que estamos en un estado de derecho, y que el respeto al estado de derecho es primordial", resaltó al encabezar la entrega de reconocimientos a los oficiales superiores promovidos este año en las fuerzas federales. 

En ese marco, el jefe de Estado aseguró que "respetar el estado de derecho es llevar adelante la función de cumplir la seguridad y hacer valer la seguridad en cada lugar de la sociedad preservando los derechos de todos los ciudadanos". 

"También respetando los derechos inclusive de aquellos que violan derechos, porque somos el Estado. Tenemos otra dignidad, otra ética y otra moral. Nunca lo olvidemos", subrayó. 

En ese marco, Fernández manifestó su gratitud "a las más altas jerarquías de las tres fuerzas de seguridad, pero también a los hombres y mujeres que componen estas fuerzas", que "han demostrado lo importante que son en estos tiempos de pandemia, porque han sido los que se pusieron al frente del esfuerzo colectivo". 

"El compromiso que les pido es que ejerzan con dignidad la función que tienen, porque hay toda una ciudadanía que reconoce en ustedes ese esfuerzo, ese valor, esa entrega", enfatizó. 

En el acto también participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Seguridad, Sabina Frederic. Durante la ceremonia, que se realizó en la Residencia de Olivos, se concretaron los ascensos establecidos por decretos de los nuevos prefectos generales (PN), comandantes generales (GNA), comisarios generales (PFA) y comisionados generales (PSA) y se les entregaron los sables y espadines, atributos de los nuevos oficiales superiores. 

Los símbolos de mando entregados a los oficiales que alcanzaron la máxima jerarquía en cada institución fueron bendecidos por el obispo castrense, monseñor Santiago Olivera.

El desafío

El presidente de la Nación consideró además, en otro acto, que el desafío que tiene la Argentina es "entender de una vez y para siempre que es mucho más fácil trabajar juntos" para solucionar los problemas que tiene el país. 

"Estoy convencido de que vamos a seguir trabajando juntos y vamos a seguir haciendo crecer la producción, la inversión genuina, el trabajo", consideró el primer mandatario al encabezar un acto en la ciudad de Luján, en el que se anunciaron inversiones de la empresa Compañía de Cervecerías Unidas. 

"Vamos a poner de pie a la Argentina que encontramos postrada en una cama de terapia intensiva y que, si no le bastara, para nuestra mala suerte le agarró el coronavirus. Pero poco a poco nos vamos levantando. Vamos a invertir mucho; habrá mucha inversión privada porque es hora de que entendamos que tenemos que trabajar juntos", insistió. 

Fernández remarcó que justamente "de que podamos trabajar juntos, depende la suerte del 40 por ciento de los argentinos que hoy está sumido en la pobreza". 

Además, indicó que "el modo de salir de la pobreza es el trabajo" y señaló que "para que el trabajo exista, hace falta la inversión". 

Respecto de la situación sanitaria,  pidió "caminar con mucha prudencia" porque el país está en un "terreno desconocido" que es la pandemia. 

"La historia cuenta que debemos caminar con mucha prudencia porque estamos caminando en terreno desconocido. Sabemos que si el virus nos atrapa, la pasamos mal", subrayó el jefe de Estado.

 En ese sentido, señalando al gobernador Áxel Kicillof, que lo acompañó en el anuncio, expresó: "Estamos empeñados en encontrar la vacuna que termine con la noche de la Argentina y que de el horizonte que todos esperamos". 

"Lo que más nos hace falta es darnos cuenta de que juntos es más fácil. Es mucho más fácil, que en unidad, de una vez y para siempre, construyamos la Argentina que nos merecemos", concluyó Fernández.