'Se tomaron decisiones sobre datos que no eran reales'

  • Domingo, 04 de Octubre de 2020 | Locales

POR EDUARDO N. CARBONI

n–¿De qué se trata el reciente proyecto presentado por el grupo de senadores provinciales radicales que integrás?

–Es una movida que estamos haciendo desde la UCR, a nivel nacional, en todas las provincias. Como es habitual, quien viene más adelantada con esto es la provincia de Mendoza, donde ya tiene media sanción y próximamente tendrá sanción definitiva. Se la llama ficha limpia, hay distintas variables; nosotros hemos tomado una que creemos la más segura, que es ir por el lado de los partidos políticos, porque podríamos modificar la cuestión electoral. Ante reclamos o posibles reclamos de candidatos, la Justicia podría fallar en contra de la ley o que la ley se transformara en inconstitucional por el principio de inocencia, entonces, la vuelta que le encontramos en la provincia de Buenos Aires es ir a una modificación del decreto ley que regula a los partidos políticos, agrupaciones municipales y alianzas, y prohibir a que accedan a cargos públicos quienes tengan por lo menos sentencia de segunda instancia, ni siquiera de primea, sino de segunda. Hemos incluido también los delitos que tienen que ver con cuestiones de género.

–¿Qué ha dicho el oficialismo sobre el proyecto?

–Todavía no lo hemos charlado con el oficialismo. Presentamos el proyecto de manera espontánea esta semana. Había dando vueltas algunos proyectos en similar sentido. En el Senado tenemos la mayoría como para sacarlo porque contamos con el acompañamiento de nuestro bloque, si bien es una iniciativa de la UCR a la cual representamos. Creemos que tenemos buena repercusión y darle media sanción y habrá que ver qué pasa en Diputados, donde nuestro espacio no tiene la mayoría; ahí va a estar la discusión compleja. Todavía no nos hemos sentado a hablar con la gente del Frente de Todos, no sé si lo vamos a hacer o si directamente le daremos tratamiento cuando esto pase por las comisiones, y quizás antes de fin de año tenga la media sanción.

–¿Qué le están solicitando al oficialismo acerca del caso de las nuevas cifras en muertos por covid-19 en la provincia?

–En realidad,  es un pedido de interpelación que está previsto en el artículo 92 de la Constitución Provincial. Invitamos al ministro (de Salud Daniel Gollán) a comparecer a la Cámara de Senadores, también hizo lo mismo Diputados, son dos presentaciones distintas. Que un ministro venga a comparecer, en este caso a explicar, a la Legislatura se da para casos excepcionales. En la Legislatura somos un organismo de control de Poder Ejecutivo y queremos saber lo que ha sucedido. Como todos sabemos, y ha informado el propio ministro, había un subregistro de 3.500 casos de muertos. Para tener una referencia, ese número es alrededor del 40 por ciento más de los fallecidos que había en la Provincia, no es un número menor. Es como si hoy, en Chacabuco, aparecería (el secretario de Salud, Ignacio) Gastaldi aparecería informando que en lugar de tener 200 casos tenemos 280. Nosotros creemos que hay dos posibilidades: negligencia u ocultamiento de datos. Yo me inclino por la negligencia y te digo por qué. En el día de ayer (jueves) aparecieron menos de los que habían informado originariamente porque parece ser que algunos estaban cargados y otros no, con lo cual lo que se nota es un desmanejo total de la situación. Creo que hay negligencia y a partir de esta, se están tomando decisiones de política pública. Estamos con sistema de fases que tiene que ver con los casos que se dan, con los muertos que hay; no es un dato menor. Por lo pronto, queremos que el ministro venga y nos explique. La responsabilidad de la gestión en cuanto a estadísticas de la Provincia de Buenos Aires, no podemos echarle las culpas a un sanatorio privado o a un hospital municipal. Si dijimos durante mucho tiempo que nos estuvimos preparando para la situación, que la cuarentena se hizo larga porque estuvimos preparando el sistema, las camas, etc., etc., y a los seis meses le erramos por el 40 por ciento a la cantidad de muertos, me parece que merecemos una explicación.

–Con esto que ha sucedido, es difícil no recordar lo ocurrido con la trágica inundación de La Plata, de la que aún no se sabe la cantidad real de muertos.

–En los fundamentos del pedido al ministro, mencionamos el tema de la inundación de La Plata. Sin duda, es un antecedente peligroso. Yo no quiero anticipar un ocultamiento adrede, me parece que, como mínimo, hay negligencia, porque estuvimos informando sobre una situación y tomando decisiones durante todo este tiempo en función a datos que no eran reales. Son 3.500 casos sobre un universo que hasta ese momento había de 9.000, en la provincia de Buenos Aires. Es un dato para tener en cuenta y para preguntarle al ministro, y que nos diga qué pasó.

–Tras los obligados cambios por la pandemia, ¿cómo está funcionando hoy la Legislatura bonaerense?

–Tenemos un sistema mixto que aprobamos allá por el mes de abril. Muy pocos legisladores participan en forma presencial: las autoridades de las Cámaras y las de los bloques, y los demás legisladores de manera remota. En las comisiones, en la gran mayoría, el presidente lo hace a veces de manera presencial, y los demás integrantes de manera remota. No es la mejor situación; nosotros ya estamos pidiendo que se vuelva a evaluar. En la última sesión, que fue la semana pasada, le pedimos a la presidente del cuerpo, que es la vicegobernadora Verónica Magario, que pida el recinto de la Cámara de Diputados, que es el doble de grande que el recinto del Senado, para que podamos sesionar de manera presencial todos. Se viene la discusión del Presupuesto, de la Ley Impositiva y no la podemos hacer de manera remota, necesitamos presencialidad para poder discutir los temas que se vienen.

–Y dadas las dificultades, varios temas pueden quedar relegados y postergado su tratamiento.

–Exactamente. El sistema remoto debe ser de excepción y no la norma. Cuando un legislador quiera estar presente, debe poder hacerlo. Hoy, para que te des una idea, nuestra Cámara tiene un sistema parecido a lo que es el del Senado de la Nación. Si quisiéramos ir no podemos porque tenemos un montón de elementos tecnológicos que impiden entrar al recinto, solamente pueden hacerlo seis o siete senadores, con lo cual no podríamos sesionar si quisiéremos ir veinte. Eso no puede ser, tendría que haber una disposición para que cuando un senador quiera estar de manera presencial lo haga, y si hay una persona en situación de riesgo o por alguna razón no pueda concurrir, lo hará de manera virtual. Hemos planteado esto en la última sesión. La señora presidente dijo que lo iba a analizar, así que estamos esperando ver qué sucede. 

–¿Cómo vienen las elecciones internas de la UCR?

–Este año vencen los mandatos a nivel provincial y de todos los distritos. Había una nota presentada por una agrupación, en la que se pedía que haya elecciones, con lo cual, desde el oficialismo, se decidió iniciar todo el proceso sabiendo que en las condiciones en que está la Provincia iba a ser difícil llevar adelante una elección. Este proceso culminó el 10 de septiembre con la presentación de listas, hay dos, y posteriormente se llegó a un acuerdo entre ambas de suspender la elección, pero ya  con las listas presentadas, con la institucionalidad realizada. Se han prorrogados los mandatos y se estableció que la elección interna se realice en el mes de marzo, si las condiciones sanitarias lo permiten. Pero además se tomaron decisiones importantes, como la creación de comisiones políticas, en las que están ambas fuerzas presentes. Este es un tema importante, pero para los radicales y para la vida institucional de un partido político, los que le han dado demasiada importancia durante todo este tiempo, no es mi caso, es porque son radicales que le dan más importancia al radicalismo que a las cuestiones cotidianas de la gente. Esto es algo menor, que está sucediendo dentro de un partido, que tiene que ir cumpliendo sus normativas interna, pero no más que eso. Nos importa a los que estamos adentro, pero no es para hacer cuestiones declamativas ni nada de eso, porque hoy la gente no la está pasando muy bien.

'Hay que volver a las clases'

'Me preocupa la situación de la Educación en la provincia de Buenos Aires –manifiesa Agustín Máspoli–. Tiene 5 millones de alumnos y me parece que tenemos que usar un poco la cabeza, la inventiva, entre todos los organismos que tienen que ver con la educación. No puede ser que 5 millones de alumnos este año no tengan clases presenciales. Tendrían que ser por grupos o de alguna manera. Que un alumno pierda el año por determinado motivo es una cuestión, pero que 5 millones de alumnos no estén yendo a clases me parece una cuestión importante'.  

'La escuela no es solo un lugar donde se aprende –agrega–, sino que es un espacio de contención social, se detectan un montón de cuestiones que pasan puertas adentro de las casas y creo que hay que volver a las clases, utilizando los protocolos necesarios. Esto lo digo desde el punto de vista político, pero también como padre: los chicos ya no quieren sentarse más en un zoom con la maestra y los compañeritos, a charlas y trabajar en una clase virtual. No les interesa'. 

'Hay que priorizar la cuestión social y psíquica de los chicos, y también no olvidarse que hay muchos temas importantes que se detectan estando dentro de la escuela, con los equipos de trabajo, con la maestra, con el profe de gimnasia. Hay que buscar la manera de que en este último período del año, con los días más lindos y más tiempo al aire libre, los chicos puedan volver a clase, aunque sea de a grupos. Es una necesidad para toda la familia, pero principalmente para los chicos'.