'Si el Intendente no escucha a su propio gabinete, menos lo va a hacer con la oposición'

  • Domingo, 13 de Marzo de 2022 | Locales

'El sistema institucional en Chacabuco se ha deteriorado; hoy se han dinamitado los puentes de participación ciudadana', opina el exjefe comunal, que hoy, como en 1999-2003, ocupa una banca en el Concejo Deliberante desde donde cuestiona duramente la gestión de Aiola.


 

–¿Cómo te está resultando esta experiencia de volver a ser parte del Concejo Deliberante de Chacabuco?

–Con mucha responsabilidad y conformando un grupo humano extraordinario entre los concejales que veían cumpliendo y los nue vos que ingresamos. Hay un espíritu de colaboración, de trabajo en conjunto y de camaradería, así que estamos muy contentos. También hay un equipo de colabora dores desde el partido, las unidades básicas y el Frente de Todos, en un clima de mucha esperanza. La elección que hicimos fue muy importante, con una gran paridad. En nuestra fuerza política se sintió como una fortaleza y un triunfo, y en la sociedad creo que también. Haber ganado en Chacabuco cabecera nos ubica muy bien y nos da una enorme responsabilidad, que ha ce que las mayor parte de las agrupaciones estén tra bajando en esa sintonía, pa ra representar al vecino en el Concejo Deliberante y tra bajar en diferentes proyectos, fundamentalmente para recrear un proyecto para po ner, el año que viene, en consideración de los vecinos de Chacabuco y que el peronismo vuelva a ser gobierno.

–¿Cómo encontraste al Concejo respecto de la anterior experiencia que tu viste como parte de él?

–Fui concejal desde diciembre de 1999, estamos hablando de hace más de veinte años. En ese momento éramos minoría, pero era otro esquema. En estos últimos años de la gestión del intendente (Víctor) Aiola el sistema institucional se ha deteriorado en Chacabuco, hoy se han dinamitado los puentes de participación ciudadana, lo vemos permanentemente. Lo primero que hizo el Intendente fue dejar de transmitir las sesiones del Concejo Deliberante por el canal oficial; eso era una herramienta que tenían muchísimos vecinos que no van a presenciar las sesiones, que por distintos motivos no tienen la posibilidad de concurrir, para poder seguirlas por televisión. En segundo lugar, se sacó al Concejo del lugar natural, que es la planta alta del Municipio. La gente iba al Palacio Municipal por distintas inquietudes para hablar con el intendente municipal o los funcionarios, y cuando no tenían respuestas satisfactorias o no eran atendidos, subían a la planta alta y era atendida por algún concejal de cual quier partido político, oficialista y opositor, o los me dios de comunicación esta ban en su sala de prensa, y el reclamo del vecino toma ba otra dimensión. Hoy, eso no está, se rompió; el Concejo está en una casa alquila da, y la gran mayoría del pueblo de Chacabuco no sa be dónde funciona. Si hace mos una encuesta, de diez vecinos, siete u ocho no sa ben dónde queda hoy el Concejo Deliberante, y mu cho menos dónde sesiona, si en la Municipalidad o en el Centro Vasco.

'Se le cambió el horario –continúa diciendo el exintendente y legislador provincial–, y en vez de sesionar a la tardecita o a la no che, cuando la gente después de trabajar puede hacer un seguimiento o ir, se lo hace al mediodía y la gran mayoría le es imposible asistir porque está trabajando o llevando a los chicos a la escuela. Por lo tanto, hay una distorsión y una gran distancia entre el vecino y el Concejo Deliberante, cuando hoy es la política la que se tiene que acercar al vecino. Estas acciones hacen que se distancie cada vez más del vecino. Y después, la banca abierta, que en su momento se instrumentó como un canal más de participación ciudadana, y hoy vemos que se la han rechazo, por ejemplo, al Foro de Educación. Antes se la con cedía inmediatamente para que el vecino pudiera expresarse, hoy la pasan a co misión, la analizan y si lo consideran oportuno, la otorgan. ¿Cuánto hace que no tenemos banca abierta en Chacabuco, un montón. Esto hace que se restrinjan y se lesionen los canales democráticos. Donde hoy se necesita fortalecer la participación ciudadana, se la está debilitando. Hay otros ejemplos; desde que asumió

Víctor Aiola, el Foro de Seguridad no se conformó más, y tenía que ver con la participación ciudadana. La Federación y la Confederación de Sociedades de Fomento, que aglutinaban la opinión de los vecinos, están prácticamente diluidas. Hay cargos, hay un director de Participación Ciudadana, otro de Asuntos Institucionales y cargos y más car gos, que cobran sueldos, pe ro la participación real del vecino no está. Hay temor a que si las instituciones se muestran con tal persona o con un partido político pue dan tener un llamado de atención o puedan ser dis criminados por la gestión municipal. Nuestra responsabilidad y nuestra función es volver a reconciliar al vecino con la política, con la gestión y para eso vamos a sacar las bancas a los barrios para que los vecinos se acerquen y planteen sus inquietudes, como lo hicimos el pasado fin de semana en los barrios Los Pioneros, San Antonio, escuchan do a los vecinos e interpretando sus inquietudes para que sean canales de participación en el Concejo Deliberante.

–Cuestionaste el haber sacado al Concejo Deliberante de la planta alta del Palacio Municipal, ¿aca so está en duda el problema edilicio por el que se dejó de utilizar ese lugar?

–No; el problema edilicio existe y tiene que ver con la falta de mantenimiento de la que es responsable el Municipio. Hace siete años que gobierna Aiola y no se ha decidido a mantener el edificio. Hay un programa nacional destinado al mantenimiento de edificios públicos históricos, y en vez de incluir los techos y el recinto del Palacio Municipal se decidió pintar, por 6 millo nes de pesos, la fachada, porque es lo que se ve. Tuvo que ver con lo electoral, pe ro tuvo que haber presenta do un proyecto, dentro de ese programa, que tuviera que ver con la parte superior en la que está el recinto del Concejo Deliberante, pe ro se decidió por la fachada, que no está en peligro. Son decisiones y prioridades. Después de todo este tiempo, tres años, en el que se es tá alquilando una casa en un monto muy importante, ni siquiera se ha hecho una acción para empezar a rea condicionar esa parte de un edificio público, que está so bre la cabeza del Intendente. Se pudo haber tardado tiempo, pero la verdad es que hace más de tres años que ni siquiera se llamó a li citación ni se hizo un pro yecto. Creemos que hay fal ta de voluntad, para que eso no se solucione y que el Concejo no vuelva a su lu gar natural y lógico que es ese salón.

–¿Cuál es tu opinión sobre la decisión de que en la apertura de las sesiones ordinaria del Con cejo Deliberante hablara solo el Intendente y no los presidentes de los bloques?

–Todos los cambios tie nen que ser para mejor, pa ra más democracia, más vo ces y este ha sido un cambio que nos hace retroceder. Es más, tendríamos que haber solicitado que en otros municipios haya más voces. Siempre se hizo y se rompe

una tradición con el objetivo de acallar las voces, en este caso, fundamentalmente de la oposición. No quieren escuchar, este es un gobierno que no escucha, nunca ha escuchado a na die, es la palabra soberbia y sobradora de Intendente, que permanentemente se pone por encima de todos y juzga con su dedo a todos, cosa que ha hecho desde el primer día y no acepta ninguna sugerencia, ni de su propio gabinete y mucho menos de la oposición, y niega a instituciones y vecinos. Dice lo que quiere, de signa la obra que le parece, tira un plan estratégico sin nada. Un día va a un lugar y se compromete con una obra, sin importarle si es prioritaria o no. Así es có mo desordenadamente se está gobernando desde hace siete años, cuando nosotros planteamos un plan estratégico de desarrollo local, que tiene que ver con la asignación de prioridades, que respondan a un criterio de desarrollo de Chacabuco.

'Por todos los ánimos'

'Hoy estamos bajo la improvisación de una persona que no escucha a nadie. Un día le pega a la Cooperativa Eléctrica y al día siguiente dice que es la mejor, otro día le pega a una institución y después sale alabándola. Pasa por todos los ánimos y eso es lo que ha perdurado en todos estos siete años y hoy el vecino se está dando cuenta, está sabiendo cómo es, desde el día en que dijo que las vacunas no eran confiables y aconsejaba no aplicárselas y después fue el primero que se vacunó y ahora exalta el éxito de la vacunación. El vecino está notando esos cambios permanentes; más allá de las conductas personales, está faltando un plan estratégico de desarrollo local, que este abalado por todas las instituciones de Chacabuco, no solo por quien gobierna. Cuando en 2010 hicimos el Plan Estratégico de Des arrollo, con la Universidad local y la UTN local, participaron Cámara de Comercio, otras instituciones y los bloques de concejales oficialistas y opositores. Ese plan se dejó de lado, no se avanzó más, se hizo lo que dijo una sola persona. Vamos a actualizar nuestro plan estratégico a futuro, con políticas sustentables en el tiempo y que pueda ir más allá de una gestión. Así son las comunidades que tienen posibilidades de crecer, de des arrollarse y de planificar el futuro'.

–¿Cómo ves al Frente de Todos a nivel nacional, en el contexto de estas diferencias que han salido a la luz, tras la discusión sobre el acuerdo con el FMI?

–El FDT es un frente con diferentes agrupaciones y líneas dentro del peronismo, que abarca distintas posturas y son todas respetables. En su momento, el Frente Renovador estuvo en contra de las reelecciones de los intendentes y gran sector apoyó lo contrario y salió. En este caso, hay un sector que acompañó el acuerdo y otro que decidió no hacerlo; en el marco de la democracia es viable y lógico que se expongan esas diferencias de opiniones. La prioridad es conservar la unidad del Frente de Todos y me parece que así será, pa ra seguir gobernando la Argentina y profundizando un modelo de crecimiento y desarrollo para la Argentina. Creo que se seguirá con la unidad y con una potencialidad importante para mejorar, todos los días, la gestión de nuestro presiden te Alberto Fernández.

 

–¿No peligra la unidad del FDT? La discusión in terna se está endureciendo mucho.

–Como dirigentes, brega mos como para que el Frente pueda continuar, pueda seguir siendo competitivo, tanto electoralmente como en la gestión. Hoy necesitamos los mejores resultados, venimos de una gestión pé sima de cuatro años de Cambiemos, con Mauricio Macri, que nos llevó al peor de los mundos, a desmantelar el aparato productivo, a un endeudamiento extraordinario de la Argentina, incluido el Fondo Monetario Internacional, al que trajo de vuelta. Nos habíamos desligado del FMI tiempo atrás, en la gestión de Néstor (Kirchner) y fue Mauricio Macri quien lo trajo de nuevo. El FMI es uno de los grandes responsables de los males, no solo de la Argentina, sino también de muchos países latinoamericanos, fundamentalmente. El Fon do no vino solo, lo fueron a buscar, lo fue a buscar Mauricio Macri. Hoy los argentinos tenemos ese problema; si tuviéramos los dólares para pagarle, se revolvería fácil: le pagamos y que se vaya. Hoy no los tenemos, no tenemos un proyecto de crecimiento con la cantidad de dólares como para pagar eso. Tenemos dos formas: el default o negociar. Nuestro

Presidente, con el equipo económico, decidió avanzar en el camino que tiene que ver con postergar esta deu da contraída por Mauricio Macri, de la cual este año de deben pagar 19.000 millones de dólares que no se tienen, y gran parte de las fuerzas políticas, y otros sectores, terminaron acompañando esa estrategia, que no es lo más lindo ni le gusta a na die, pero es una de la estrategia ante el default que nos dejaría asilados del mundo. El Frente de Todos necesita convalidar hoy un camino de crecimiento y desarrollo a esto que nos dejó Macri, de enorme endeudamiento, y a los tres meses de asumido este gobierno nos agarró la pandemia, y hoy inmersos en una guerra que suma los precios internacionales y tenemos el tema inflacionario a solucionar lo más rápido posible'.

'Es una gran cantidad de frentes a resolver –prosigue– y el peronismo está siempre dispuesto a hacerlo. Resuelto el tema del acuerdo con el FMI, los dos temas centrales que hoy nos que dan como gestión tienen que ver con el poder adquisitivo de los trabajadores, que haya paritarias importantes que le puedan empardar o ganar a la inflación, y que tengamos una política antiinflacionaria para que los precios no sigan subiendo y el poder adquisitivo no se deteriore. Estos dos ejes, acompañados por el crecimiento y la generación de empleo, que sí estamos viendo. El año pasado se creció en más de 10 puntos y este año se crecerá entre 6 y 7.