'Un punto clave es estar donde están los chicos, y si no vienen, ir a buscarlos'

  • Domingo, 13 de Febrero de 2022 | Locales

–En una situación como la que viven los jóvenes argentinos, ¿cómo se lleva adelante un área estatal de Juventud?

–Lo que ocurre en el país es algo que noa está pasando a todos, independientemente de la edad, ya sean chicos, jóvenes, adolescentes, adultos o adultos mayores. Por un montón de cuestiones, la sociedad está atravesando un momento social, cultural y político delicado, y la juventud no es ajena a eso. Compartiendo con amigos en una mesa, hablábamos de lo que hoy genera la grieta política en los adultos, que también existe en los jóvenes, como también algunas otras grietas. Cuando me preguntás cómo se lleva adelante el área de Juventud, nosotros no tenemos que ser ajenos a ver al otro. Lo primero pasa por ahí: ver al otro con su historia, sus necesidades y sus problemáticas. A partir de ahí, hacer un análisis y un trabajo profundo, en primer lugar, de acompañamiento, y después, de escucha. Eso es clave: estar para acompañar y para escuchar. Después, desde ahí, se van desprendiendo un montón de posibilidades de respuestas que podés llegar a ver o no. Está bueno decir esto porque, a veces, uno no tiene las respuestas a todas las demandas que van surgiendo y sucediendo. Lo ideal sería que podamos estar en todas esas demandas con respuestas, lo que sucede es que a veces se da y otras, no. Desde nuestro lugar, desde mi lugar como directora y en esta Dirección, pasa primero por estar, acompañar y escuchar y, posteriormente, lo que surja de esos tres componentes. Ese es el camino que tomamos y que, por ahora, nos está marcando que es por ahí.

 

–¿Se acercan los jóvenes a la Dirección? ¿Cuáles son sus demandas?

–Los jóvenes se acercan y también lo hacen sus familias. La impronta es habilitar espacios de diálogo cuando el otro se pueda acercar y pueda compartir, no solamente por necesidades, sino también por otros intereses. Nosotros también tenemos algo que creo que es fundamental: no esperar siempre que venga el otro, sino salir uno a buscar y estar en los lugares donde realmente debemos estar. Esto nos brinda estar, acompañar y escuchar. Si uno espera que la gente venga y la gente no viene, probablemente después las respuestas que demos sean pocas. Lo que debemos hacer es ir a buscar, en distintos sectores, a esos jóvenes que por distintos motivos no se acercan a la Dirección. Ese también es otro punto clave: estar donde están los chicos, y si no vienen, ir a buscarlos.

 

–¿En qué cosas están trabajando hoy, principalmente?

–Siempre, en la Dirección de Juventud, se hace más hincapié en la parte educativa, tanto en el nivel secundario como en el terciario y universitario. Tratamos de estar en lo social, lo deportivo, lo cultural. Hace poco terminamos con lo que es el programa de residencias universitarias; la Municipalidad hoy tiene casas de estudiantes en cuatro ciudades: Buenos Aires, La Plata, Junín y Chivilcoy. El programa les brinda una oportunidad a todos los jóvenes de la ciudad que deseen continuar sus estudios y no cuenten con todos los recursos para poder hacerlo. Trabajamos con los chicos de los centros de estudiantes secundarios, algo fundamental porque son los que representan a la totalidad de los estudiantes dentro de sus escuelas. Son ellos el nexo entre todos los estudiantes y la Dirección de Juventud, y acercan a los estudiantes, y todas las necesidades, las demandas, las improntas, y las traen con nosotros. 'Tratamos también de estar en la parte cultural – agrega Araceli– para acompañar a los artistas jóvenes de nuestra ciudad que no tienen lugares donde expresarse o poder visibilizarse y compartir lo que hacen con otros. Desde nuestro lugar, tratamos de habilitar espacios, como Medianoche en la Plaza, que se está desarrollando en la plaza San Martín. Todo esto se trabaja en forma articulada con las direcciones de Cultura, Deportes Educación. Hace poco nos acercamos a la cancha de básquet de Olavarría y Solís, porque veíamos que muchos jóvenes se estaban juntando ahí, entonces, en esto de ir a los lugares donde están, decidimos acercarnos y habilitar un espacio de diálogo, en el que podamos conocerlos y ellos a nosotros, y podamos saber qué les está haciendo falta, con qué podemos llegar, con qué podemos colaborar. Es un trabajo articulado con Beto Mastantuono, que es el titular de Deportes. Finalmente, se pudo iniciar un proyecto de reacondicionamiento de esas instalaciones; hace unos días colocamos un nuevo tablero de básquet, en los próximos días vamos a estar haciendo las instalaciones de canillas para que puedan hidratarse mientras están utilizando ese espacio, se ha abierto el expediente para la nueva carpeta de la cancha. Está bueno que puedan tener espacios en los que se sientan contenidos y puedan desarrollar buenos hábitos, y haciendo deportes y no otras cosas no tan buenas'. 'Eso es lo que tratamos de hacer, estar para escuchar y poder, en la medida de lo posible, acompañar – remarca nuevamente la joven funcionaria–. Cuando el trabajo es en equipo y articuladamente con otras áreas, el abanico de respuesta se amplía. No es lo mismo lo que yo puedo brindar sola desde nuestra dirección a lo que puedo brindar trabajando con personas de otras áreas al lado.

 

–Ante los recientes episodios ocurridos en el corredor nocturno, ¿cómo se trató el tema con el área de Seguridad?

–Hace aproximadamente dos semanas, hicimos una primera convocatoria en la que participó el secretario de Seguridad, Marcelo Loyola, y convocamos a adolescentes y jóvenes, y también a sus familias. Digo primera convocatoria porque se va a retomar; el fin de la misma fue que los jóvenes que son los que viven esas experiencias, los que están en esos lugares, puedan poner en palabras y compartir con nosotros lo que ven y lo que sienten. También se habilita un espacio para los padres que son lo que experimentan las vivencias de sus hijos, lo que hace una cadena en la que todo tiene que ver con todo. El secretario de Seguridad de alguna forma estuvo respondiendo a esas preguntas que los jóvenes se hacían. Entiendo que cuando estos temas que son tan delicados y nos preocupan mucho, se empiezan a abrir caminos, son caminitos de hormiga en los que uno muy de a poquito se van involucrando cada vez más para, en la medida de lo posible, intentar dar una respuesta o hacer algo por eso que hoy preocupa, para que no tengamos que lamentar hechos mayores. Para la segunda convocatoria la idea es juntarnos ya no con el secretario de Seguridad y los adultos, sino más bien con los chicos y empezar a planificar tareas concretas para ver qué podemos hacer desde nuestro lugar, como jóvenes y protagonistas activos, y nosotros, como Dirección de Juventud, como Estado que acompaña.

 

–Resolver un problema tan complejo como este llevará mucho tiempo, pero es necesario dar con alguna medida que responda al mientras tanto.

–Uno a veces se sienta a hablar de un tema en particular, pero si está realmente predispuesto a escuchar termina dándose cuenta que de ese tema se desencadenan y desprenden un montón de cuestiones más. Ahí el espectro se hace más grande y hay que pensar en dar más respuestas de las que se pensaban con un solo tema. Con el mientras tanto, estoy pensando en futuras formas de involucrarme para poder dar una respuesta, pero mientras pienso lo otro sigue pasando, ¿y qué hago? Va a dar frutos si tratamos de idear propuestas que puedan de alguna manera disminuir todas estas cosas que están pasando, pero mientras tanto, de alguna forma debemos seguir estando para que en este tiempo que nos lleve armar medidas de prevención volver a reeducarnos en otras cuestiones y demás, estar y que en ese estar no suceda nada. Creo que siempre es clave poder trabajar con otros. Una vez escuché a alguien decir que cuando somos parte de un equipo, todos somos la ficha de un rompecabezas; si todos trabajamos de manera articulada, vamos a poder mostrar el rompecabezas completo; si una de esas fichas se desprende y va sola, el rompecabezas queda incompleto, entonces, en todo los organismos municipales lo que debemos hacer es trabajar de manera articulada y no de forma aislada, para que la respuesta que vayamos a dar sea más concreta.