Arroyo se mostró con intendentes y dijo que 'comer es un derecho, no un debate'

  • Miercoles, 20 de Noviembre de 2019 | País

El diputado nacional y coordinador del programa Argentina Contra el Hambre" Daniel Arroyo, presentó ayer en la ciudad correntina de Paso de los Libres el plan que busca implementar el presidente electo Alberto Fernández a partir del 10 diciembre y sostuvo que "comer es un derecho, no un debate".

"Este plan es un derecho a la alimentación de todos los argentinos. En un país que produce alimentos, comer es un derecho, una regla, no es un debate", dijo Arroyo en el encuentro, del que participó también el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta y dirigentes locales.

En la presentación, Arroyo señaló que "hay que ayudar y apoyar a los que producen alimentos, ayudar a los que comercializan, para que todos los argentinos puedan acceder a la canasta básica".

"El dato más brutal es que mes tras mes baja el consumo de leche. Por eso vamos a implementar una tarjeta de alimentos, para orientar y acompañar a las madres de hijos menores de 6 años", explicó sobre las primeras medidas que se adoptarán.

"Estamos convencidos de que este plan se implementa de abajo hacia arriba. Por eso días antes de la asunción, hacemos esta reunión con intendentes y organizaciones sociales. Creemos que el desarrollo social se hace de abajo hacia arriba. Cada municipio tiene las capacidades, los instrumentos para hacerlo, sabe que hacer en cada lugar", indicó.

Alberto Fernández encabezó el viernes, en sus oficinas de Puerto Madero, la primera reunión del consejo que ayudará en la implementación del programa, y que está integrado por referentes sociales, políticos y económicos, entre otros.

En el cónclave en Corrientes, provincia que lidera el ránking de pobreza en el país, con el 49,3 por ciento según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y ante la presencia de intendentes correntinos, de la región y de las localidades bonaerenses de Hurlingham y San Martín, Arroyo instó a "reconstruir" el país.

"La situación macroeconómica está complicada en la Argentina, pero si uno mira los datos cotidianos, está más difícil aún", sostuvo en declaraciones a radio Dos y agregó que "no solo el problema es hambre sino también la malnutrición".