Cacerolazo y protesta en Olivos tras el toque de queda anunciado

  • Jueves, 15 de Abril de 2021 | País

Anoche en la Quinta de Olivos se desarrollaba un cacerolazo y protesta luego de los anuncios del presidente. Alberto Fernández.

Una de las decisiones más resonantes del Gobierno fue la decisión de suspender las clases presenciales desde el lunes 19 hasta el viernes 30 de abril. Se retornará así a la modalidad virtual en los tres niveles educativos. Hasta mañana inclusive, los alumnos y docentes continuarán con el mismo esquema de presencialidad.

Por otra parte, quedarán suspendidas las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados, mientras que los comercios gastronómicos funcionarán en modalidad de entrega a domicilio luego del horario permitido.

'Estas decisiones voy a hacerlas cumplir con las cuatro fuerzas federales', indicó Fernández, haciendo referencia a la Policía Federal, la Prefectura Naval, la Gendarmería Nacional y la Policía de Seguridad Aeroportuaria. 'A la vez, le he pedido a las Fuerzas Armadas que colaboren en la atención sanitaria de nuestra gente', acotó el Presidente.

Se trata de la primera vez, que el Ejército Argentino acompañará a las fuerzas federales a controlar el cumplimiento de las medidas. En ese contexto, las protestas de una multitud se hicieron sentir en Olivos y alrededores.

La nuevas medidas se aplicarán en el AMBA. De todos modos, Fernández les envió un mensaje a los mandatarios provinciales que, según entiende, deberían haber tomado medidas restrictivas más allá del DNU de la semana pasada y no lo hicieron. 'El resto de las jurisdicciones pueden adherir a las medidas que estoy tomando hoy', reveló.

Lo sucedido en la Quinta Presidencial ya se había anticipado durante el mensaje del Presidente. Cuando aún se estaba emitiendo, en distintas zonas de la Capital Federal, comenzaron a sonar cacerolas para expresar el desacuerdo con las medidas. Asimismo, los que se encontraban circulando en auto se sumaron con bocinazos a medida que avanzaban por las calles.

De esta forma, hubo protestas en Palermo, Núñez, Flores, Belgrano, Almagro, Barracas, Recoleta y Paternal, entre otros barrios.

Además de los respectivos cacerolazos, la protesta se trasladó a las redes sociales, en las que los usuarios subieron sus videos, en muchos casos junto al hashtag #NoCierrenLasEscuelas. La suspensión de las clases presenciales, en principio por las próximas dos semanas, fue la medida que más sorprendió, ya que hasta el anuncio del Presidente el mayor consenso radicaba en que los colegios debían permanecer abiertos.

Todas las medidas regirán en el Área Metropolitana de Buenos Aires desde la hora cero del viernes. El Gobierno consideró que el mayor riesgo de transmisión se produce en las actividades sociales y recreativas nocturnas, en las que no hay 2 metros de distancia y se producen aglomeraciones. Por eso decidió implementar nuevas medidas, más duras y focalizadas.