Camioneros pidió un 130% de aumento, pero no hubo acuerdo con las empresas

  • Miercoles, 05 de Octubre de 2022 | País

El Sindicato de Camioneros, que encabezan Hugo y Pablo Moyano, reabrió ayer su negociación salarial con un pedido de aumento de 100 por ciento más un 20  de adicionales para la rama de larga distancia, pero no hubo acuerdo. Los empresarios se limitaron a escuchar y se programó un nuevo encuentro para el miércoles de la semana que viene.

El 29 de abril pasado, Hugo Moyano, el jefe del gremio, acordó con las tres cámaras empresarias un aumento de 31 por ciento por seis meses para los camioneros. El trato, que fue de mayo a octubre de este año, se abonó en dos pagos: un 15 por ciento en mayo y un 16 en septiembre. Ayer se reabrió el diálogo para discutir el otro semestre. El gremio exigió un aumento de 100 por ciento para cerrar una paritaria anual de 130, según indicaron a La Nación fuentes vinculadas al moyanismo y al sector empresario.

'Pasó lo de siempre: vinimos a pedir un aumento y los empresarios dijeron que no podían. La semana que viene nos volveremos a reunir', dijo Marcelo Aparicio en una improvisada conferencia de prensa a la salida de la sede del Ministerio de Trabajo, en Callao al 100. 

Aparicio es el número tres del sindicato y es uno de los hombres de mayor confianza de los jefes camioneros. Estaba a su lado Omar Pérez, otro ladero de los referentes sindicales.

El Gobierno sigue con atención y cierta dosis de preocupación la apertura de la negociación de paritarias que inició ayer Camioneros. La antesala de esas negociaciones está dada por las advertencias de Pablo Moyano, que dijo que 'se tomarán las medidas que sean necesarias' si la negociación no prospera y alertó que el conflicto del sindicato de los neumáticos (Sutna), que llegó a afectar a la industria automotriz, 'va a ser un poroto' si sus pretensiones son rechazadas.

Desde la crisis desatada por el conflicto del Sutna, el Gobierno mira con mayor atención una posible escaldada de la tensión sindical y por eso busca mantener la buena sintonía y equilibrio con gremios y empresarios.

El gremio de los Moyano negocia con los representantes de la Federación Argentina de Transporte y Logística (Faetyl), la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) y la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Carga. Habrá una nueva audiencia la semana próxima, cuando la parte empresaria se comprometió a llevar una oferta.

Tras el revés de los Moyano en Independiente, donde la hasta hace poco oposición ganó las elecciones del club de Avellaneda, ahora buscan retomar la iniciativa en el plano gremial y superar el 94 por ciento alcanzado por la Asociación Bancaria (AB) y el 110 del Sindicato del Seguro, dos de los mejores acuerdos salariales del año.

La discusión de paritarias del sindicato que aún lidera Hugo Moyano aunque actualmente con un perfil más bajo que años anteriores, también se da en paralelo al pico de tensión que su hijo Pablo tuvo con sus pares de la CGT.

El dirigente camionero amagó con renunciar luego de haber sido marginado de la cumbre en Olivos que los otros dos triunviros Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (Estaciones de Servicio) y el resto de la "mesa chica" de la central obrera encabezaron con el presidente Alberto Fernández.