"Con intendentes radicales, la oposición nunca fue tan maltratada como ahora"

  • Martes, 16 de Abril de 2019 | Locales

"Hace tiempo que venimos diciendo que si en la oposición se empieza a armar un frente de unidad, que gran parte de la sociedad está pidiendo, va a conseguir triunfos importantes como el de las PASO de Entre Ríos, con respecto a las listas de Cambiemos, que representa Mauricio Macri", señaló Javier Estévez,  tras los resultados obtenidos por el justicialismo el domingo último.

"Este es un mensaje más que nos dan las elecciones Primarias. En nuestro caso, sabemos que el adversario político no es un compañero de la oposición o peronista, sino que es el candidato de Cambiemos", agregó.

En la misma línea que Ricardo Ciminelli –precandidato del PJ, el presidente del bloque de concejales del PJ-FPV dijo: "En las PASO tenemos que construir entre nosotros y entre todos los opositores, con mucho respeto y mucho diálogo, y que cada uno pueda expresar su postura. Hay cosas que nos diferencian, pero son más las semejanzas, que tienen que ver con estar en contra de este modelo económico". 

"Superadas las PASO, este es el mensaje que todos juntos, la oposición en un gran frente peronista, o PJ-Unidad Ciudadana, enfrentemos al candidato de Cambiemos en Chacabuco. Parecía descabellado que la oposición pudiera ganar, pero si somos serios, responsables y tenemos un proyecto superador al que se está implementando, gran parte de la comunidad nos va a acompañar. Las expectativas de ganar Chacabuco son muy buenas, como también de hacerlo en la provincia de Buenos Aires y la Nación".

"Todavía falta mucho –manifestó en relación a las próximas elecciones–. El camino parece corto en tiempo, pero es largo. Nuestra construcción es en base al respeto y al diálogo entre nosotros, y mostrarle a la comunidad que podemos estar todos juntos. Pensamos que este modelo económico no da beneficios casi a ningún sector de nuestro país, por eso estamos construyendo una alternativa seria de oposición para poder plasmarla en las generales, ante el candidato de Cambiemos".

Haciendo un balance de los años de gestión municipal justicialista, manifestó: "En lo local, fueron doce años en los que la gente nos acompañó porque fueron más los aciertos que las cosas que hicimos mal. Nunca nos hemos peleado con instituciones, nunca nos hemos enfrentado con entidades de bien público. Siempre tratamos de ser lo más abiertos que se pudiera para que todos se sintieran parte del Estado. Tuvimos errores, por su supuesto, y en el final de nuestra gestión los errores ha sido mayores, por eso la gente se decidió por otra alternativa. La gente acompaña cuando se tienen más aciertos que errores, cuando eso se empieza a revertir, la gente deja de hacerlo. En los últimos años hemos aprendido de los errores que se han cometido no solo en Chacabuco, sino a nivel nacional y provincial. Las derrotas, que tienen que ver con el no apoyo de la comunidad, nos hacen reflexionar". 

"Si uno sigue ganando, aunque sea por lo mínimo, nunca ve las cosas malas que se vienen haciendo. No solo aprendimos, sino que hemos estado analizando las cosas que se deben modificar, pero nos avala el haber construido consensos a nivel local durante muchos años, en la gestión de Darío (Golía), en la de Mauricio (Barrientos), que fueron buenos. A eso hay que repetirlo y hay que cambiar lo que no funcionó o en lo que nos equivocamos o estuvimos a la altura de las circunstancias".

Empezar casi de cero

Seguidamente, no escatimó críticas a la situación del país. "Hoy estamos viviendo una situación que hará que tengamos que empezar casi de cero. Se ha vuelto muy para atrás en lo que respecta a las necesidades de la gente. Nos fuimos de un gobierno con la gente pidiendo mejoras para su hogar, sus calles o sus plazas. Hoy hay que volver a lo básico, que son alimentos, medicamentos. Ya no hay un reclamo como cuando venían al Concejo a pedir en comunidad el arreglo de una calle, el asfaltado o la iluminación. En eso, hemos retrocedido". 

Ya refiriéndose al estilo confrontativo que caracteríza a Víctor Aiola, expresó: "Con Ricardo Ciminelli tenemos una figura en consonancia con lo que la comunidad está reclamando, que es dialogar, escuchar, respetar. Cambiemos tiene una deuda importante respecto a eso, que es dialogar, escuchar y respetar al que piensa distinto. En eso hay una deuda importante de Víctor Aiola; inclusive sus mismos simpatizantes, las personas que lo votaron y apoyaron hoy están diciendo que no les gustan las formas. No es un tema menor dirigirse a la comunidad cuando uno tiene un cargo tan importante como el de intendente".

"En estos cuatro años –continuó diciendo–, el Intendente nos ha convocado una sola vez, por el caso del Tiro Federal. Fue una reunión muy corta y después no fuimos convocados nunca. El diálogo que tenemos es con los concejales, que es muy bueno. Somos todos vecinos de Chacabuco y nadie tiene que ocultar nada, con pensamientos distintos, cada uno defiende su postura. Con el presidente del Concejo también. En los primeros años ha intervenido, y mucho, para lograr consensos dentro del Concejo. Pese a no tener diálogo con el Intendente, cuando los concejales nos piden por proyectos que tienen que ver con el Ejecutivo, que tienen que sacarlos sobre tablas, no nos hemos opuesto. En esto son testigos los concejales". 

"El consenso está, después cada uno tiene su pensamiento y defiende su idea, y a veces el consenso no se da. Con los anteriores intendentes radicales (Osvaldo) Rodrigo, (Mario) Lalla, la oposición nunca fue tan maltratada como ahora. Has sido excelentes personas y políticos. El doctor (Horacio) Recalde, pese a que vivió una compleja situación de crisis intentó consensos con la oposición y tuvo diálogo. Si tomamos la historia desde Raúl Alfonsín para acá, creo que Aiola rompió todos los esquemas: en cuatro años sólo nos invitó a una reunión. Después no lo hizo ni para charlar u opinar sobre algún tema. Podemos estar a favor o en contra, pero en un marco de respeto. Ese trabajo lo han hecho, como pudieron, los concejales".