Después de arreglar con el FMI, Massa buscará cerrar con el Club de París

  • Lunes, 12 de Septiembre de 2022 | País

La expectativa está puesta sobre la reunión de hoy con la titular del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva. Confiado, pero consciente del trabajo que hay que encarar diariamente para alcanzar las metas fijados en el acuerdo, el ministro de Economía espera recibir el OK de la revisión del segundo trimestre.

Una vez aprobado por el staff, el prospectivo deberá pasar al directorio del FMI que dará el okey final y habilitará el desembolso de 3.000 millones de dólares, de los cuales 1.600 volverán a la entidad por pagos que la Argentina tienen en carpeta con ese organismo internacional en los que resta del año, según explicaron fuentes del Ministerio. 

De darse este escenario Massa sabe que el próximo paso que debe trabajar es la deuda con el Club de París.

La prórroga que obtuvo la Argentina a finales de mayo establece un plazo de tiempo que vence el 30 de septiembre próximo, para alcanzar un nuevo acuerdo con dicha entidad. El mismo debe ser fruto de la negociación con autoridades del Club y sus 16 países integrantes o, en su defecto, "hasta el 30 de septiembre de 2024", fecha máxima otorgada por el acuerdo de Facilidades Extendidas firmado con el Fondo.

Guzmán tenía la intención de alcanzar un acuerdo para finales de junio de acuerdo a lo que había conversado en su última visita a París, pero la situación macroeconómica del últimos mes de su paso por el Ministerio lo llevaron a renunciar a comienzos de julio y lejos quedó el objetivo Club de París.

La fecha del 30 de septiembre de 2024 obedece a un acuerdo entre ambas partes a sabiendas de que el acuerdo de Facilidades Extendidas firmado con el FMI otorga esa fecha como plazo máximo. 

Argentina debía desembolsar el 31 mayo de 2021 un pago de unos 2.450 millones de dólares –correspondientes a 40 créditos otorgados por catorce países y en ocho monedas distintas– en los términos del Acuerdo firmado en 2014, el cual contemplaba un periodo de gracia de 60 días. Casi un mes después de esa fecha, Guzmán obtuvo un entendimiento para tener un puente de tiempo que le impidieran caer en default y continuar con la negociación. 

En estos días en los Estados Unidos, Massa mostró cual son los sectores en los que piensa apoyar su plan para estabilizar la economía. Reconoce que es un camino difícil aunque está satisfecho del tramo recorrido en su casi mes y medio de gestión.

Las decisiones que incluyeron las subejecución de partidas ministeriales, el compromiso de controlar los gastos del Estado, el freno de la asistencia del Banco Central al Tesoro, y el crecimiento lento pero sostenido de las reservas del Banco Central principalmente a partir del dólar soja, forman parte de la base de medidas que Massa ve dentro de un plan estabilizar la economía a partir de cuatro sectores: el campo, gas y petróleo, minería e industria del conocimiento.