El caso de los estorninos sigue dando que hablar

  • Sabado, 06 de Abril de 2019 | Locales

Los ejemplares de liquidámbar que se encuentra en las aceras situadas frente a la plaza San Martín son el dormitorio de miles y miles de estorninos pinto. La presencia de esas aves se advierte al atardecer, por los ruidos que generan y, sobre todo, por el olor nauseabundo de sus deyecciones, que cubren las veredas.

Los problemas provocados por las pájaros fueron señalados recientemente por la propietaria de un local gastronómico situado en la primera cuadra de la calle San Martín. Días atrás, personal de la Secretaría de Servicios Públicos hizo una poda en todos los árboles situados en esa cuadra. Dicha tarea fue una solución para los comercios ubicados allí, pero representó un problema para los que se encuentran en otras cuadras situadas frente a la plaza, como la primera cuadra de la calle Belgrano, en cuyas plantas se incrementó la presencia de los estorninos, así como la suciedad de las veredas.

"Es una solución momentánea", expresó el responsable de Servicios Públicos, Mario Ferraresi, acerca de las podas realizadas. Según dijo, esas tareas seguirán en los próximos días en otras cuadras que rodean a la plaza principal. Posteriormente, agregó, remitirá las actuaciones a la Dirección de Bromatología, para que esa área se encargue del tema de los estorninos, ya que se trata de un problema de salubridad.

El caso San Andrés

de Giles

Ferraresi señaló que por este tema tuvo contacto con especialistas de organismos como el INTI y el Conicet. También estuvo en comunicación con funcionarios de San Andrés de Giles. En ese municipio los estorninos también son un flagelo y están concentrados en la plaza principal de la ciudad cabecera. Allí se utilizaron distintos métodos para tratar de ahuyentarlos, como la colocación de banderas, la emisión de música y la poda. Ninguna de ellas dio resultado. Lo último que se hizo, en febrero pasado, fue contratar a una empresa que instaló un aparato que emite rayos láser que van recorriendo las plantas.

Todo indicaba que las luces iban a asustar a los estorninos, pero eso dio resultados unos pocos días. "Los estorninos le ganaron la pulseada al láser", tituló el 29 de marzo pasado, un medio de esa ciudad.

Reunión con un

especialista en aves

El caso de los estorninos motivó una reunión que los concejales oficialistas Graciela Rodríguez,  Rodolfo Serritella y Marcos Scallý tuvieron ayer a la mañana con Sebastián Rubino. Dicho vecino es un especialista en aves de Chacabuco y la zona, por lo que ilustró a los ediles acerca de las características de los pájaros mencionados. También mencionó experiencias que se realizan en distintas partes del mundo para tratar de controlarlos.