El Gobierno anunció un bono de 5.000 pesos para agosto

  • Miercoles, 14 de Julio de 2021 | País

Alberto Fernández confirmó que habrá un nuevo bono para los jubilados: el monto será de 5.000 pesos y lo cobrarán, en agosto,  tanto jubilados como pensionados con haberes que equivalgan a una jubilación mínima y media, es decir que cobren hasta 46.130 pesos. El nuevo beneficio compensará las pérdidas de poder adquisitivo frente a la inflación.

El gobierno diseñó un mecanismo de empalme. Con los 5.000 pesos, los que cobran la jubilación mínima de 23.065, percibirán en agosto 28.065. Como no forma parte del haber, el bono no se cobrará en septiembre, pero ese mes se otorgará un nuevo aumento trimestral, que está dispuesto por ley.

En tanto el resto de los jubilados y pensionados –que ganan más de un haber mínimo y medio– como viene pasando desde el año pasado, no tendrán ningún refuerzo, absorbiendo la totalidad de la pérdida que se acumulará en los primeros ocho meses del año. Según cálculos oficiales, los beneficiados por el bono serán unos 6 millones de jubilados y pensionados.

La estrategia de otorgar bonos extraordinarios busca compensar el retraso que vienen sufriendo las jubilaciones pese al cambio de fórmula de cálculo que se aprobó el año pasado en el Congreso a instancias del gobierno nacional.

La inflación del primer semestre del año superará el 25 por ciento, dato que el Indec informará el jueves. En tanto, las jubilaciones tuvieron un alza del 21,2 por ciento, desglosado en un 8,07 en el primer trimestre y el 12,1 en el segundo. Son 4 puntos menos.

En el último año y medio la inflación fue de alrededor de 70 por ciento. Según los datos oficiales informados por el Indec, entre enero de 2020 y mayo de este año, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló un incremento de 65,3 por ciento. 

Si a eso se le agrega que en junio hubo un alza de entre 3 y 3,5 por ciento, según las estimaciones de los economistas, entonces la inflación de 18 meses, al hacer el cálculo de manera acumulativa, llegaría el mencionado 70 por ciento.

En ese período, las jubilaciones y pensiones del sistema nacional acumularon subas nominales de entre 63,9 por ciento –en el caso del haber mínimo– y el 50,6, la jubilación máxima que otorga la Anses. Con esas cifras, el ingreso más bajo tiene hoy un poder de compra que es, aproximadamente, un 3,6 por ciento inferior al de inicios de 2020, en tanto que el haber más elevado perdió alrededor de 11,5 por ciento de su valor en términos reales desde ese momento.