El Gobierno busca prorrogar los pagos de deuda y renegocia vencimientos con el FMI

  • Jueves, 29 de Agosto de 2019 | País

En una conferencia de prensa brindada tras otro día agitado en los mercados, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, anunció un paquete de cuatro medidas para, según señaló, "despejar las exigencias financieras" de la próxima gestión. Entre ellas, anunció conversaciones con el FMI para "reperfilar los vencimientos de deuda" con el organismo internacional.

También adelantó la decisión del Gobierno de extender los vencimientos de deuda de corto plazo –principalmente letes y lecaps– para inversores institucionales (quedan excluidos los tenedores particulares). 

Además, anticipó el envío de un proyecto de ley al Congreso para ampliar los plazos de deuda bajo jurisdicción local e iniciar un proceso de extensión de plazos de los bonos bajo jurisdicción extranjera.

Lacunza aseguró que las medidas tienen por objetivo "resolver el problema de corto plazo para la estabilidad electoral, y también a mediano y largo plazo", y dijo que se busca que "no suba más el dólar ni la inflación, que ya están demasiado elevados en relación con los salarios de los argentinos".

Los anuncios llegan tras el segundo día negro para la economía argentina, con la profundización de la devaluación del peso –superó los 60 pesos por dólar– y el aumento del riesgo país, instalado por encima de los 2.000 puntos.

Con el FMI

Lacunza anticipó ayer que conversó  con los representantes de la misión del FMI en Argentina, encargados de evaluar el cumplimiento del acuerdo para habilitar un desembolso de 5.400 millones de dólares, el anteúltimo de un convenio por 56.000 millones.

La intención del Gobierno es renegociar los vencimientos de la deuda con el organismo internacional, que según el acuerdo original debería comenzar a saldarse a partir del segundo semestre de 2021. La necesidad de un refinanciamiento había sido expresada por el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, tras su victoria de las PASO.

"Hemos propuesto a ese organismo internacional iniciar el diálogo, que inexorablemente deberá concluir en el próximo mandato, para reperfilar los vencimientos de deuda con ese organismo internacional", indicó el ministro.

"El Gobierno procura despejar el horizonte de corto, mediano y largo plazo del programa financiero. Esto se hizo por el estrés de liquidez del corto plazo y no por problemas reales de solvencia de la deuda argentina", señaló.

Las otras medidas

En tanto, el Gobierno anunció la postergación de los vencimientos de letras –como letes y lecaps– en manos de personas jurídicas (bancos y compañías de seguro), que representan solo el 10 por ciento de las emisiones. Según se precisó, a estos actores se les pagará el 15 por ciento al vencimiento, un 25 a los tres meses, y un 60  a los seis meses. En todos los casos se hará sin quita de capital ni de intereses. En tanto, el 90 por ciento de los tenedores cobrarán la totalidad en el vencimiento original.

Una segunda medida anunciada ayer fue el envío al Congreso de un proyecto de ley para refinanciar la deuda emitida en pesos bajo jurisdicción local, con el objetivo de alargar los plazos para "reducir el peso de los pagos de la deuda durante el próximo mandato presidencial".

Finalmente, Lacunza anunció que se convocó a bancos internacionales para comenzar a elaborar una propuesta de canje de bonos emitidos bajo legislación extranjera. Esa refinanciación estará abierta a negociación y tampoco habrá quita de capital ni de intereses.

Duro mensaje

En el inicio de la conferencia, Lacunza pidió "prudencia" a la oposición, al atribuirle incertidumbre financiera a las opiniones y acciones de los candidatos, principalmente de Alberto Fernández.

"Todas las fuerzas políticas queremos ganar las elecciones, pero eso no es excusa para poner en riesgo la estabilidad de todos los argentinos", reprochó.

"Hay 45 millones de personas que pueden verse afectadas por sus palabras. La imprudencia sale caro", completó.

Teniendo en cuenta que algunas de las medidas anunciadas deberán ser refrendadas por el Congreso, Lacunza señaló que "el éxito o fracaso son siempre colectivos, en un sistema republicano nadie puede solo". "Necesitamos el esfuerzo de todas las fuerzas", sostuvo.

Además, puso la mira en la próxima administración, al indicar que "gane quien gane, no podemos dejarlo sin herramientas porque no son las herramientas del presidente sino de todo el pueblo argentino".