El Gobierno promete que tarifas de servicios públicos subirán menos que la inflación

  • Viernes, 08 de Octubre de 2021 | País

El secretario de Energía, Darío Martínez, prometió que los aumentos en tarifas de servicios públicos subirán por debajo de la inflación en 2022, para que los trabajadores "puedan recuperar  capacidad de consumo".

El funcionario dijo que el objetivo es que en 2022, el aumento de tarifas "no afecte los salarios", tras una reunión mantenida con el jefe de Gabinete, Juan Manzur.

Además, señaló que las tarifas se ajustarán de acuerdo con el presupuesto, con el objetivo de que los trabajadores "puedan recuperar capacidad de consumo y seguir destinando parte de sus ingresos a la adquisición de bienes y servicios".

Martínez remarcó que se espera que con el Presupuesto 2022 las personas "puedan seguir destinando parte de sus ingresos a adquirir bienes y servicios, porque es la reactivación que la Argentina necesita".

El proyecto de presupuesto 2022 contempla un aumento del 30 por ciento de las tarifas eléctricas, por la disminución de subsidios, aunque es probable que sea un poco mayor, ya que restan calcular las subas de las distribuidoras eléctricas.

Al referirse a los reclamos de empresas productoras de hidrocarburos, Martínez detalló que la decisión del gobierno "al lanzar el plan Gas.AR permitió dar previsibilidad y seguridad jurídica, y por eso está dando buenos resultados", y consideró que esa medida "frenó el decline del 8,5 por ciento que se registraba y ahora estamos con aumento de la producción" de gas.

"Las empresas entienden que hay previsibilidad y reglas claras, confían, y vuelven a invertir", aseguró y añadió que "con la ley de promoción de inversiones lo que queremos hacer justamente es trasladar esas inversiones a un horizonte de 20 años de previsibilidad".

Al referirse a probables cortes de energía en el verano, señaló que se intentará reemplazar la distribución faltante de usinas hidroeléctricas por la que funcionan a gas.

"Este verano –indicó– no tuvimos conflictos, pero hay que seguir trabajando mucho porque hay mucha inversión que no se hizo en el pasado".

Martínez explicó que la bajante del río Paraná afecta a la producción de energía hidroeléctrica, por lo cual "hay menos generación de la que queremos, pero mientras más gas podamos tener, vamos a poder reemplazar los niveles faltantes".