El Gobierno repudió la presencia en Nicaragua del acusado del atentado a la AMIA

  • Miercoles, 12 de Enero de 2022 | País

Tras las duras críticas de la oposición y del pedido para que el canciller Santiago Cafiero se presente a dar explicaciones en el Congreso, el Gobierno salió a rechazar oficialmente la presencia de uno de los acusados por el atentado terrorista a la AMIA en la ceremonia de reasunción de Daniel Ortega, como presidente de Nicaragua.

A través de la Cancillería, la gestión de Alberto Fernández se refirió al funcionario iraní, Mohsen Rezai, y sostuvo que "su presencia en Managua constituye una afrenta a la Justicia argentina y a las víctimas del brutal atentado terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA)".

"La República Argentina expresa su más enérgica condena a la presencia de Mohsen Rezai en el acto de toma de posesión del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega", afirmó la cartera que dirige Santiago Cafiero, y finalizó: "El gobierno argentino exige una vez más al gobierno de Irán la cooperación de manera plena con la Justicia argentina, permitiendo que las personas que han sido acusadas de participar del atentado contra la AMIA sean juzgadas por los tribunales competentes".

En el acto de reasunción de Daniel Ortega, la Argentina estuvo representada por el embajador Daniel Capitanich, que, según fuentes de la Cancillería no compartió actividad alguna con Rezai.

El dirigente persa está acusado por la Justicia argentina de haber sido uno de los jerarcas militares que autorizó el plan para llevar a cabo el atentado, que se ejecutó el 18 de julio de 1994 y que dejó un saldo de 85 víctimas fatales y centenares de heridos, Por esa razón pesa sobre él una alerta roja de Interpol.