El oficialismo calcula recaudar US$ 70.000 millones con el impuesto a los bienes no declarados en el exterior

  • Miercoles, 30 de Marzo de 2022 | País

Tras la presentación de un proyecto para gravar los bienes sin declarar en el exterior, la senadora nacional del Frente de Todos, Juliana Di Tullio, señaló que se podrían "recaudar alrededor de 70.000 millones de dólares", y explicó que para lograr la aplicación del impuesto se ampliaría la lista de áreas que podrían levantar el secreto fiscal.

El objetivo de la iniciativa es, además de establecer ese gravamen, crear un fondo para pagar la deuda de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional.

"Vamos por los grandes, por los peces gordos", lanzó la legisladora kirchnerista, y afirmó que "los que evadieron son delincuentes".

"Se les da un plazo de seis meses para que puedan blanquear la evasión y pagar los tributos que le deben pagar al país. Con este proyecto se pueden recaudar alrededor de 70.000 millones de dólares", agregó la senadora.

La iniciativa, presentada por el FdT el pasado lunes en el Congreso, apunta a que las personas jurídicas y físicas que posean bienes en el exterior sin declarar, paguen un tributo especial para regularizar su situación e ingresar al esquema de Bienes Personales.

Para realizar esta suerte de blanqueo, el texto del proyecto faculta a diferentes actores e instituciones a acceder a información fiscal, bancaria y bursátil que actualmente es secreta. "Se amplía la lista de sujetos que pueden levantar el secreto fiscal. Ahora se suma el Banco Central, la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Deuda Externa, los fiscales y el jefe de Gabinete, que pueden pedir la información que concentran diversos organismos", detalló la senadora nacional en declaraciones radiales, y ahondó: "Lo que se hace es levantar el secreto fiscal, bursátil y bancario para permitir buscar esa primera salida de divisas, quién es el titular o los titulares que están fugando divisas con fines de evasión o de lavado de dinero".

Al justificar el proyecto de ley, Di Tullio señaló: "Lo que hicimos fue escuchar lo que le pasa a la mayoría del pueblo argentino, que no quiere pagar esta estafa, esa deuda que le dio (el expresidente) Mauricio Macri al Fondo Monetario Internacional; no queremos que lo pague el pueblo trabajador, que lo paguen los fugadores, los que cometen delitos económicos y lavan dinero".