El plan del Gobierno para bajar la informalidad de empleadas domésticas

  • Lunes, 27 de Septiembre de 2021 | País

El presidente Alberto Fernández encabeza este lunes a las 11.30 en la Casa Rosada el anuncio del Programa 'Registradas (Recuperación Económica, Generación de Empleo e Inclusión Social)', que promueve la reducción de la informalidad en el sector de las trabajadoras de casas particulares y garantiza su acceso y permanencia a un empleo registrado.

El mandatario estará acompañado por la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; el presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker, y la titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont, según informó Presidencia.

Por la implementación de este programa, el Estado nacional paga una parte del sueldo de la trabajadora durante 6 meses, mientras la parte empleadora debe registrarla y pagar sus aportes, contribuciones, ART y el porcentaje del sueldo restante.

PUBLICIDAD

Además, se abre una cuenta sueldo gratuita a nombre de la trabajadora en el Banco Nación y allí se transfiere el sueldo, detalló Presidencia.

La directora nacional de Economía y Género del Ministerio de Economía, Mercedes D`Alessandro, consignó que la aspiración 'de máxima es recuperar los 300.000 empleos que se perdieron en la pandemia' al tiempo que dijo que espera que un mínimo de 90.000 trabajadoras del servicio doméstico sean alcanzadas por el plan.

En declaraciones formuladas esta mañana a Radio Nacional, la funcionaria se refirió al programa y planteó desde el Gobierno trazaron 'un escenario básico de llegar a 90.000 mujeres' que ingresen al plan, lo que llevaría la situación de registro al estado de la pre pandemia.

D'Alessandro remarcó que el plan busca tanto la creación de empleo registrado, como generar las condiciones para que mujeres de ingresos medios y altos puedan salir a trabajar, luego del 'retroceso en la fuerza laboral en todos los niveles de ingresos' registrado en el marco de la pandemia de coronavirus.

'El trabajo doméstico es la tercera rama de inserción laboral de las mujeres', indicó la funcionaria, quien precisó que, antes de la aparición del coronavirus, esta actividad era la segunda.

'La caída del empleo en pandemia fue tan grande que hasta cambió la composición laboral en el empleo de las mujeres', añadió la funcionaria.

Indicó que, a diferencia de sectores como la construcción y la industria, el servicio doméstico 'no ha vuelto a los niveles prepandemia', debido entre otros factores a 'la restricción de movilidad, al miedo a los contagios, la caída de los ingresos, la extensión del home office, y a que 'en general es un empleo que se recorta muy fácilmente'.

D'Alessandro recordó que el registro de las trabajadoras de servicio doméstico 'nunca fue incompatible con la AUH (Asignación Universal por Hijo) o con la tarjeta Alimentar, y ahora tampoco'.