El Presidente debió salir a responder otro fuego amigo

  • Viernes, 17 de Julio de 2020 | País

El presidente Alberto Fernández quedó expuesto una vez más a fuego amigo de parte de sectores alineados con el kirchnerismo, luego de que el país expresara su 'preocupación' por la situación en Venezuela.

El primer mandatario –que ya había recibido las críticas de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, por mostrarse con empresarios el 9 de Julio– fue cuestionado ahora por la postura adoptada por Argentina en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, donde expresó la 'profunda preocupación por la situación de los derechos humanos, así como por la grave crisis política, económica y humanitaria que padece Venezuela'.

Esta vez quien cargó con dureza contra Fernández fue el periodista Víctor Hugo Morales, que calificó como 'una vergüenza' la posición del país. 

'Ver a un Gobierno que uno imaginó de centroizquierda, peleador desde la América Latina que se soñó distinta, de rodillas ya no solo ante Estados Unidos sino ante Trump, da mucha vergüenza, dolor. Dan ganas de tirar todo a la marchanta, de pararse frente al mar y hacer un bollito con todas las ilusiones que tenemos', dijo el relator en su programa de AM 750.

La respuesta

Tal fue la dureza del planteo de Morales, que el Presidente llamó a su programa y negó un cambio de postura respecto de Venezuela. 'Argentina hizo el planteo que siempre hace. Argentina presenta un informe muy crítico, aunque menos crítico que el anterior, en el que plantea los problemas de violaciones a los derechos humanos en Venezuela. Y ratificó su decisión de preservar los derechos humanos en cualquier ámbito y gobierno', indicó el Presidente de la Nación.

La nueva crisis se desató luego de que el representante argentino ante la ONU, Federico Villegas Beltrán, apoyó el último informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, sobre la crisis en Venezuela. 'Compartimos la profunda preocupación por la situación de los derechos humanos, así como por la grave crisis política, económica y humanitaria que padece Venezuela', señaló el funcionario.

Esto provocó la ira de Víctor Hugo, que señaló que 'lo que ha ocurrido como pronunciamiento del gobierno argentino frente a Venezuela es una vergüenza. Primero porque es injusto. ¿Ustedes creen que si ganaba Scioli hace cuatro años la palabra fraude no iba a habitar la Argentina de la misma manera que habitó en Bolivia para echar a Evo Morales?'.

'De Venezuela ya decían que era una dictadura en los tiempos de Chávez. Ganó 700 elecciones Chávez, las ganó con el aplauso institucional', prosiguió, al tiempo que le pidió al Gobierno mayor 'dignidad'. 

'Lo menos que uno le puede exigir a un gobierno que se presume de carácter popular es un sentido muy alto de la dignidad. Es una pena muy grande lo que uno siente en este caso', dijo.

Fernández llamó al programa de Morales y aseguró que 'Argentina hizo el planteo que siempre hace. Presenta un informe muy crítico, aunque menos crítico que el anterior, en el que plantea los problemas de violaciones a los derechos humanos en Venezuela. Y ratificó su decisión de preservar los derechos humanos en cualquier ámbito y gobierno'.

Además, manifestó: 'Estamos preocupados por el bloqueo que sufre Venezuela, porque es un castigo que no merece el pueblo venezolano. Y llamo a recuperar la convivencia democrática a través del diálogo entre los venezolanos y sin intromisión de las potencias'.

Seguidamente, aclaró: 'No voy a promover ningún golpe de Estado contra un presidente. Soy un hombre de la democracia. Me puede gustar o no lo que elijan los pueblos hermanos, pero estoy obligado a respetar'.