El Pro aguardará a conocer detalles para definir su postura

  • Jueves, 10 de Febrero de 2022 | País

El bloque de diputados nacionales del Pro se reunió ayer a solas para discutir y analizar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que se espera que ingrese en marzo próximo al Congreso, aunque no definió una postura, sino que esperará a conocer los detalles del texto antes de decidir.

Durante las deliberaciones, la bancada presidida por Cristian Ritondo coincidió por unanimidad en que es "imprescindible conocer" los detalles del acuerdo para poder consensuar una postura en el bloque y en Juntos por el Cambio.

En momentos en que hay posturas divididas en Juntos por el Cambio y la UCR presiona para acompañar, por lo menos con el quórum, la bancada macrista destacó la importancia de no caer en default y de avanzar hacia un acuerdo razonable que le permita a la Argentina mantener una relación madura con el mundo.

'Nadie puede decir cómo va a votar un texto que no conoce. El acuerdo con el FMI es con 184 países que lo integran, es decir, se trata de un diálogo internacional que no puede estar sometido a caprichos de la política interna ni de cuestiones ideológicas superadas', subrayó Ritondo, y agregó: 'Queremos que sea un país normal y no un Estado rehén del relato populista que atrasa y nos hunde en la pobreza y el aislamiento'.

Por su parte, Luciano Laspina advirtió que 'todavía no se conoce la letra del acuerdo y lo que se sabe es que no hay cambios de fondo en las principales políticas del kirchnerismo, pero al menos le pone un freno al descontrol monetario y fiscal que viene haciendo el Gobierno'.

A su vez, el exministro de Economía, Hernán Lacunza, manifestó que, del acuerdo, solo se conoce una hoja de ruta.

'Se evitó el default lo que es positivo, pero no alcanza. Por eso el Gobierno debe presentar un plan lógico para que lo acompañemos', consideró el exfuncionario.

A la vez, el economista de Pro objetó que se proponga bajar el déficit fiscal sin dar pautas de cómo hacerlo, 'porque, paralelo a ello, afirman que van a aumentar el gasto público'.

Durante la reunión también se analizó el tema del Consejo de la Magistratura, que también está dentro de la agenda legislativa, y hubo coincidencia unánime para que el instituto creado por la reforma constitucional de 1994 sea presidido por el titular de la Corte Suprema de Justicia.

En ese sentido, el diputado Pablo Tonelli aclaró que 'la solución más republicana es que el Congreso dicte una nueva ley orgánica".

"Los principales puntos que debe contener la ley incluyen que la Corte, a través de uno de sus miembros, integre el Consejo y lo presida, mejorar el procedimiento de los concursos y la gestión presupuestaria, e incrementar las auditorías y controles de gestión del Poder Judicial', expresó.

A su turno, el exministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, sostuvo que 'la conformación del Consejo de la Magistratura, por la exigencia constitucional, es el garante de la independencia judicial".

"Según como se elijan a los jueces es cómo vamos a tener el modelo de Justicia que el país merece y con una administración lógica hacia las necesidades de los ciudadanos', agregó Ferrari.

Entretanto, Diego Marías, integrante del Consejo de la Magistratura, explicó que este órgano multisectorial 'es importante porque es lo que la Constitución prevé para designar y remover a los jueces de todo el país y otra función es administrar el Poder Judicial'.

En el encuentro, denominado Agenda Parlamentaria, Análisis y Debate, efectuado en el Anexo C de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación,  participaron los bloques Frente Pro, Avanzar San Luis, CREO, Ahora Patria, Encuentro Federal, Producción y Trabajo, y Republicanos Unidos.