En la playa de camiones conviven caballos y autos secuestrados

  • Jueves, 18 de Julio de 2019 | Locales

La playa municipal de estacionamiento de camiones del acceso Elguea-Román tiene un sector destinado al resguardo de autos y motos que son secuestrados en operativos de tránsito. Lo curioso del caso es que dicho lugar también es utilizado para encerrar a los equinos que se encuentran en la vía pública.

El tema salió a la luz días atrás, cuando un vecino denunció el fallecimiento de una yegua de su propiedad que había sido llevada a la playa. En el caso tomó intervención el Concejo Deliberante a través del bloque del PJ-Frente para la Victoria, cuyo presidente, Javier Estévez.

'En la sesión de la semana pasada hicimos in voce un pedido de informes que fue aprobado por todas la bancadas porque queremos saber, primero, qué pasó con ese caballo que murió, y también las condiciones en que tienen a los animales', expresó Estévez, y dijo tener información que ese sector de la playa está 'muy desatendido y abandonado'.

'Ahí hay animales viviendo entre los autos. También hay que ver en qué condiciones están los empleados que trabajan ahí', dijo el concejal, y agregó: 'Por imágenes que hemos visto, hoy la playa está en una situación desastrosa, lo cual nos sorprende enormemente'.

Estévez afirmó también que el Departamento Ejecutivo debería informar cuál es el procedimiento que se sigue cuando se captura un animal en la vía pública. Además, expresó su preocupación por los daños que puedan tener los vehículos que son depositados en ese lugar.

'Hay autos secuestrados que estaban en muy buenas condiciones, pero los caballos se rascan entre los vehículos y pueden estropearlos', completó.

Estévez se preguntó como no hay un sitio con corrales en los que se pueda encerrar a los equinos y tenerlos en buenas condiciones de higiene y alimentación. Acerca de esto, recordó que en anteriores gestiones se había hecho un convenios con una casa consignataria de hacienda para tener los caballos en su predio.

'Algo así permitiría que los caballos no anden entre los autos, como pasa ahora. Es sorprendente la desidia que hay en ese lugar. Por eso pedimos el informe, que está dirigido a la Subsecretaría de Tránsito', afirmó.

Por último, Estévez advirtió que esta situación podría ocasionarle perjuicios económicos al Municipio, por ejemplo, si algún auto aparece dañado.