En las escuelas ya no habrá burbujas sanitarias

  • Miercoles, 09 de Febrero de 2022 | País

El ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, aseguró que el protocolo sanitario de 'aulas seguras' para todo el país va en la misma línea de lo planteado por Horacio Rodríguez Larreta para la ciudad autónoma de Buenos Aires y adelantó que 'en las escuelas no habrá burbujas porque ya no hay más burbujas en la sociedad'.

'El protocolo que presentó la CABA es un protocolo que el viernes trabajaron los ministros de Salud', dijo el titular de la cartera sanitaria nacional en declaraciones a Radio Con Vos.  'Trabajamos en una propuesta de aula segura que cerraremos hoy (martes) en la tarde y que el jueves la aprobaría el Consejo Nacional de Educación y el Consejo Nacional de Salud', amplió.

Perczyk adelantó que esta propuesta también implicará el fin de las burbujas sanitarias. 'Este protocolo para la escuela, que en realidad son cuatro recomendaciones, no tiene burbujas porque en la sociedad ya no hay más burbujas. Tiene las mismas normas que hay en el resto de la sociedad: hay que vacunarse, lavarse las manos, hay que ventilar y usar barbijo', dijo.

Respecto al uso de barbijo dijo que la recomendación es usarlo, pero no hay obligación. 'Hay 60.000 escuelas, ¿quién se para a controlar eso? La Ciudad también lo recomienda a partir de cuarto grado', indicó. 'No decide la Educación, deciden los ministros de salud las pautas sanitarias para el sistema educativo'.

Asimismo, en cuanto al aislamiento de los contactos estrechos, indicó; 'Ya en la sociedad no se aísla el contacto estrecho con esquema de vacunación completo; en la escuela pasará lo mismo'.

El ministro aseguró que para la vuelta a clases 'lo fundamental es la vacunación' y entregó algunos datos alentadores al respecto: 'El 75 por ciento de los adolescentes ya terminó su esquema de vacunación, más del 55 ya lo completó de 3 a 11 años y en los docentes, es el 95 por ciento tiene el esquema completo y más del 50 cuenta con la dosis de refuerzo', detalló.

Perczyk informó que según un relevamiento hecho en noviembre del año pasado, 'unos 500.000 chicos no habían podido volver a la escuela' y que en ellos, especialmente, están enfocados todos los esfuerzos. En este sentido, reiteró sus críticas a las palabras de la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, quien dijo que para muchos muchachos 'ya era demasiado tarde'.

'Es absolutamente estigmatizante', dijo. 'Esos pibes no están tirados en ningún lado, son pibes que no vuelven a la escuela. Tenemos que ir a buscarlos. No pude, no me enganché, me dieron un trabajo es lo que dicen ellos'.

El ministro, además, informó que en la universidad 'habrá presencialidad plena' porque 'ya hay niveles de vacunación muy importantes', y llamó a todos los planteles a atenerse a este régimen. 'La excepcionalidad terminó y ahora hay que volver a la norma. El 93 por ciento de los planteles no tiene aprobados sus planes virtuales', dijo.

Por último, mandó un mensaje a los gremios docentes: 'El compromiso del gobierno es no sólo que los docentes no pierdan, sino que recuperen' en las paritarias de este año.

La crítica de Provincia

El director de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Alberto Sileoni, sostuvo que el anuncio del gobierno porteño 'es una forma de instalar espectacularidades y diferenciarse', y opinó que las decisiones y los anuncios 'debieran ser conjuntos, como en algún momento lo fueron'.

'Creemos tiene que haber clases y presencialidad, es lo que nos pide la sociedad, pero esas clases pueden ser cuidadas y fundamentalmente alentando a la vacunación de todos los que faltan vacunarse, los niños de 3 a 11 años', indicó el funcionario del gobernador Axel Kicillof, en diálogo con El Destape Radio.

Sileoni, además, descartó la solicitud del pase sanitario a los alumnos cuando regresen a las aulas en territorio bonaerense. 

'No es el camino que pensamos. Podría ser una fuente de conflicto. Vamos por la positiva, que es alentar y solicitar que las familias lleven a los chicos a vacunarse', señaló.