En los últimos 20 años se perdieron 6,5 millones de hectáreas de bosques nativos

  • Jueves, 30 de Julio de 2020 | País

La Argentina perdió 6,5 millones de hectáreas de bosques nativos entre 1998 y 2018, el 87 por ciento en el parque chaqueño, el segundo foco de deforestación de Sudamérica después del Amazonas, informó ayer el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

El 43 por ciento de esta pérdida de bosques nativos fue durante la vigencia de la ley 26.331, conocida como Ley de Bosques y sancionada en 2007.

Los datos sugieren que, hasta 2015, los instrumentos de gestión de la norma tuvieron un impacto progresivo en la baja paulatina de la tasa de deforestación, pero luego volvió a crecer.

A partir de 2016, indica el informe, la reducción o eliminación de las retenciones a las exportaciones de granos –especialmente de soja– incentivó el desmonte para ampliar la frontera de esos cultivos en detrimento de la superficie de bosque nativo, especialmente en la región chaqueña.

Esto provocó, además, el desplazamiento de comunidades que desarrollaban su economía y cultura en base al bosque nativo.

Este escenario determinó un proceso de concentración de la tierra y riqueza acompañado por una homogenización de la producción en base a los monocultivos y la pérdida de generación de servicios ambientales forestales. De esta manera, entre 2016 y 2018 la tasa de deforestación volvió a aumentar.

El 87 por ciento de la pérdida de dichos bosques corresponde a la región del parque chaqueño, principalmente Santiago del Estero (28 por ciento), Salta (21), Chaco (14) y Formosa (13).

Cabe recordar que la ley estableció tres áreas con criterios distintos de conservación, identificadas con tres colores: rojo, bosques nativos de alto valor de conservación, que no deben transformarse; amarillo, bosques de mediano valor de conservación, con posibilidad de aprovechamiento sostenible, turismo, recolección e investigación científica, y verde, bosques de bajo valor de conservación, lo que permite su transformación parcial o total.

Con respecto a las causas de la deforestación, las principales son la expansión y la diversificación agropecuaria, en especial la agricultura y la ganadería intensivas.

En menor medida, la agricultura de subsistencia, los incendios, el sobrepastoreo, el desarrollo de infraestructura y la sobreexplotación de los recursos forestales.