Falleció un integrante de la sociedad dueña del Molino Chacabuco

  • Martes, 15 de Junio de 2021 | Locales

Un empresario que integraba la sociedad dueña del Molino Chacabuco y de la firma consignataria Crespo y Rodríguez falleció el sábado último, junto a su esposa, debido a la inhalación de monóxido de carbono. En tanto, una hija del matrimonio, de 25 años, sobrevivió a la intoxicación.

Horacio Rodríguez Zapico, que tenía 68 años, integraba la tercera generación de descendientes de Tomás Crespo Casal y José María Rodríguez Area, quienes en 1906 pusieron en marcha la casa consignataria Crespo y Rodríguez, y en 1918 adquirieron lo que luego sería Molino Chacabuco. En 1954 la sociedad se divide, pero integrantes de las familias continuaron integrando ambos directorios.

En la actualidad, Rodríguez Zapico presidía la firma Crespo y Rodríguez. El empresario y su familia residían en la Capital Federal hasta la semana pasada, cuando se instalaron en una casa en Fátima, partido de Pilar. El sábado, cuando se preparaban para cenar, murieron por los efectos del monóxido de carbono de una caldera. La esposa de Rodríguez Zapico se llamaba Adriana Gutiérrez y tenía 65 años. 

Una hija mayor del matrimonio, llamada Candelaria, fue quien encontró a sus padres fallecidos y a su hermana Guillermina desvanecida.