Fernández asistió a la cena de honor en la Residencia Presidencial

  • Jueves, 23 de Enero de 2020 | País

El presidente Alberto Fernández participó ayer de la cena de honor que brindó su colega de Israel, Reuvlen Rivlin, en la Residencia Presidencial, en Jerusalén, para los 40 líderes internacionales que hoy participarán de la conmemoración del 75° aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz.

Fernández llegó a la residencia oficial a través de calles desérticas, decoradas por una combinación de las luces tradicionales de esta época del año y las sirenas de los convoys de autos de las delegaciones que aprovecharon la ausencia de vehículos y personas para avanzar a toda velocidad.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el canciller Felipe Solá y el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Beliz, aprovecharon el espacio entre su llegada y la cena oficial para visitar el Centro Peres por la Paz y la Innovación, en Jaffa, al sur de Tel Aviv.

Rivlin recibió personalmente a cada uno de los líderes extranjeros en un salón y luego todos pasaron a un espacio más grande, decorado con las banderas del anfitrión del Foro Internacional del Holocausto de este año -Israel- y de todos los países participantes.

Una vez que los jefes de Estado y gobierno se sentaron alrededor de la larga mesa en forma de U, el anfitrión Rivlin agradeció a todos 'por mostrar su compromiso' y destacó que 'la responsabilidad de los líderes es forjar el futuro'.

Fernández quedó en la fila del medio en la foto grupal, entre los presidentes de Italia, Sergio Mattarella, y de Austria, Alexander Van der Bellen.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su colega alemán, Frank-Walter Steinmeier, participaron junto a Fernández de la recepción oficial pero otras figuras muy esperadas, como el mandatario ruso Vladimir Putin y el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, no fueron de la partida porque se espera su llegada al país en las próximas horas.