Fernández, entre la sorpresa y el enojo porque Cristina lo involucró

  • Martes, 03 de Diciembre de 2019 | País

El presidente electo estaba citado como testigo, pero nunca consideró que la futura vicepresidente planteara la posibilidad de su indagatoria en un expediente que ventila el caso de corrupción más emblemático de la administración Kirchner.

La declaración sorprendió a Alberto Fernández que dedica todo el día a diseñar su primeras medidas de gobierno y consensuar con Cristina Fernández los futuros miembros del gabinete nacional.

En las oficinas de Puerto Madero, donde Alberto Fernández pasa los días previos a su asunción, se descartó que hubiera habido un acuerdo político entre los electos presidente y la vicepresidente. Eso significa que Alberto Fernández no consensuó con Cristina Fernández que propusiera su declaración indagatoria como una pieza más de su estrategia procesal.

 

De testigo a procesado

El presidente electo ya figura como testigo por la defensa de la exmandataria, pero ello no implica ninguna eventual responsabilidad penal en la causa que se ventila en el Tribunal Oral Federal número 2.

Por eso Alberto Fernández se sorprendió cuando CFK sostuvo en los tribunales de Comodoro PY que 'van a tener que citar al presidente de la República, que fue jefe de gabinete de 2003 a 2008'. Esa sugerencia de su compañera de formula implicaría modificar el estatus jurídico de Alberto Fernández, cerrando así una extraña paradoja en la historia de la Argentina: después del 10 de diciembre, no sólo habría una vicepresidente procesada por corrupción, sino que también se sumaría el presidente de la Nación.