Fernández visitó una fábrica de baterías de litio

  • Miercoles, 17 de Agosto de 2022 | País

El presidente Alberto Fernández afirmó que la Argentina es "la segunda reserva de litio en el mundo" y destacó el "potencial" del país "se multiplica enormemente" si se logra industrializarlo.

"El mundo reclama litio como energía y tenemos la oportunidad de brindarlo", resaltó el jefe de Estado al visitar las obras de la primera planta de baterías de litio de Argentina, en La Plata y Las instalaciones de Y-TEC (YPF-Tecnología), en Berisso.

En ese marco, el presidente de la Nación precisó: "No solamente tenemos que exportarlo, sino también industrializarlo. Nuestro potencial se multiplica enormemente si lo industrializamos".

El jefe de Estado explicó que "el litio tiene un valor muy distinto si se exporta como mineral que, si se lo exporta como batería", sumado a que "eso no solo supone fábricas que se montan, o supone trabajo, sino que también supone multiplicar su precio".

Durante la actividad, el mandatario estuvo acompañado por el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, que explicó que este proyecto "implica una articulación virtuosa que permite sumar el mundo académico y de la investigación al mundo de la tecnología y de la producción".

"La idea es generar tecnología propia, para poder transferirla a las provincias y que estas puedan producir litio, fabricar las baterías, agregar valor y darle trabajo a su gente", enfatizó el funcionario nacional.

Según indicó Presidencia en un comunicado, el ministro subrayó que "el litio es uno de los sectores más importantes para lograrla transición energética" y especificó: "Estamos trabajando de forma conjunta con Bolivia y Chile que, junto a la Argentina, concentran más del 60 por ciento de las reservas mundiales de litio".

La planta, localizada en el Centro de Transferencia de Tecnología de la UNLP, cuenta con "una superficie de 1.300 metros cuadrados y la producción anual será, medida en energía almacenada, de unos 13 MW/h, lo que equivale a mil baterías para almacenamiento estacionario de energías renovables o unas 50 para colectivos eléctricos".

Además, el Ejecutivo nacional indicó que la planta "dispondrá de setenta equipos, algunos de ellos automatizados, y creará 50 puestos de trabajo directos".

A través de la Escuela de Oficios de la UNLP, ya se capacitó a los operarios que estarán a cargo de la primera fase de puesta en marcha de la planta y que serán miembros de la carrera de personal de apoyo del Conicet.

La puesta en marcha de la producción de celdas está prevista para diciembre de 2022, ya que la fábrica se encuentra finalizada y a la espera de la llegada de los equipos que será en el mes de octubre.

Luego, en Berisso, el mandatario recorrió, junto al responsable de la Misión Litio en Y-TEC, Fabio Saccone, el centro de investigación aplicada de Y-TEC, el más grande del país y uno de los cinco más importantes de Latinoamérica.