Fernández visitó una fábrica textil y le regalaron un libro que pide bajar los impuestos

  • Jueves, 31 de Octubre de 2019 | País

Alberto Fernández vistió ayer la fábrica del empresario textil Teddy Karagozian en el partido de San Martín junto a Massa y a Gabriel Katopodis, que suena como reemplazante de Sica. El empresario, que también aprovechó la ocasión para anunciar la apertura de dos fábricas -en La Rioja y Tucumán- les regaló su libro "Revolución Impositiva".

Karagozian lleva meses proponiendo una fuerte baja de impuestos que saque al país de la maraña impositiva que lo ubica entre los más complejos del mundo. De acuerdo al Banco Mundial, en 2018 Argentina quedó en el puesto 169 de 189 países gracias a la alta presión tributaria, la elevada evasión, el tiempo que se pierde en el pago de impuestos y la dificultad para cobrar los reintegros por adelantos de impuestos.

Esta maraña, junto con el elevado costo logístico y la inestabilidad macroeconómica, ponen la Argentina en el puesto 83 en el ranking de competitividad del World Economic Forum sobre un total de 141 países.

El problema impositivo es el centro de los cuestionamientos de los industriales al plan del economista de confianza de Alberto Fernández, Matías Kulfas, de salir de la crisis con un "salto exportador".

El programa de Kulfas, tiene su eje "en los estímulos financieros" y prevé unas correcciones o "parches" al sistema tributario, pero no una reforma estructural que alivie a la producción y penalice, en cambio, los bienes personales y el consumo final como propone Karagozian.

Según trascendió, la "Revolución impositiva" no forma parte de las prioridades de Alberto Fernández, sino que su agenda económica le dará más importancia a problemas urgentes como la recuperación de las pymes con créditos productivos y a renegociar la deuda pública para sortear el default inminente que se descuenta en el nivel del riesgo país.