Fuerte respaldo mutuo con gremios y duro mensaje al FMI

  • Sabado, 06 de Noviembre de 2021 | País

El presidente Alberto Fernández encabezó junto al líder de UPCN, Andrés Rodríguez un acto a poco de las elecciones que significó un claro respaldo al gremialismo, que a su vez se apresta a reunificar la CGT, y en el cual dejó un fuerte mensaje al FMI: 'Yo podría arreglar en 5 minutos, pero no podría mirarlos a la cara a ustedes', dijo.

Fernández participó de la inauguración del Sanatorio Anchorena Itoiz en Avellaneda de la obra social de UPCN en el Pabellón 2 de Costa Salguero,  en un acto  frente a miles de militantes estatales que agitaban las banderas del sindicato.

En clave peronista, con pocas menciones al kirchnerismo, hubo referencias al acuerdo económico y social y se reivindicó las obras sociales sindicales, después de que el kirchnerismo se impulsara la integración del sistema de salud, una idea resistida por el sector privado y el gremialismo.

El Presidente y el secretario general de UPCN Andrés Rodríguez fueron los únicos oradores del acto. Las presencias fueron tan fuertes como las palabras, porque además de los co-secretarios de la actual conducción de la CGT Héctor Daer y Carlos Acuña, también estuvieron el resto de los popes sindicales -como José Luis Lingeri y Armando Cavallieri- pero también el sector que representa a Hugo Moyano, como su hijo Pablo, Omar Plaini y Sergio Sasia, quien esta semana pasó por la Casa Rosada para reunirse con Juan Manzur y con Máximo Kirchner.

El jueves, la CGT plasmará su nueva conducción con el regreso de Moyano y sus aliados.

'Hagamos lo que tengamos que hacer para que el trabajo vuelva a existir. Cuidemos nuestros sindicatos y obras sociales, hagamos todo lo que haga falta, porque hay una Argentina que está cerca, que crece 10% por año, que crea empleo, que rinde homenaje a médicos, enfermeros, es una Argentina que no reniega de la política y se avergüenza de los especuladores que gobernaron la argentina', gritó eufórico el Presidente al final de su discurso.

'El próximo domingo votemos por el futuro. Digámosle sí a la vida, al trabajo, a la dignidad a la igualdad de género. Hay una Argentina que nos meremos y vamos a construirla entre todos', concluyó Fernández antes de fundirse en un abrazo con Rodríguez.

El Presidente apuntó contra su antecesor Mauricio Macri, quien sostuvo en una entrevista que si hubiera sido reelegido, hubiera renegociado con el Fondo Monetario 'en 5 minutos'. 'Yo también puedo arreglar con el FMI en 5 minutos, pero nunca podría mirarlo a los ojos, porque lo único que podría hacer en cinco minutos es arrodillarme y cumplir con las exigencias que los acreedores me ponen. Eso no vine a hacerlo yo. Eso no lo hace un peronista, nosotros sabemos a quienes representamos. Nosotros los representamos a ustedes, no a los acreedores', gritó Fernández frente a la militancia.