Fuertes cruces en el Gobierno por los 'presos políticos'

  • Lunes, 10 de Febrero de 2020 | País

La discusión por la situación legal de algunos dirigentes que están tras las rejas escaló alto en el oficialismo. Mientras que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró que en Argentina rige el estado de derecho y no hay presos políticos, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, cuestionó el arresto domiciliario al que está sometida la dirigente kirchnerista jujeña Milagro Sala. Para el presidente de la Nación, lo que hay son 'detenciones arbitrarias', y el canciller Felipe Solá, en tanto, opinó que 'en Argentina hay presos que la Justicia podría no tener presos, pero es una decisión del Poder Judicial, un poder independiente del Ejecutivo'.

Gómez Alcorta, que fue abogada de Sala, salió a cruzar directamente a Cafiero luego de que él defendió la tesis de que en el país no hay 'presos políticos' sino 'detenidos arbitrarios'.

'A veces hacemos eje en cuestiones semánticas e intentamos poner diferentes posiciones, pero cuando vos tenés a una persona a la que se le hace un proceso judicial con la única finalidad de detenerlo por cuestiones políticas, eso es un preso político', señaló la ministra nacional en diálogo con la radio Futurock. 

'No tengo ninguna duda que Milagro Sala es una presa política. Sucede que no existe en ningún lado, ni en el Código Penal, la definición de qué es un preso político', argumentó la ministra.

'Arbitrarios'

Las declaraciones de Gómez Alcorta van a contramano, no solo de Cafiero sino de la propia postura del mandatario nacional. En enero, durante un encuentro en la Casa Rosada con integrantes de la Mesa Nacional de Organismos de Derechos Humanos, Alberto Fernández apuntó: 'En la Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios', en línea con las declaraciones de Cafiero del jueves. 

'Es una cuestión semántica. En el fondo estamos de acuerdo', minimizó la cuestión el Presidente, cuando lo consultaron sobre las declaraciones de Gómez Alcorta, según La Nación.

'Un preso político es una persona que fue detenida sin proceso', consideró el jefe de Estado en la reunión de la que participó la presidente de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. Según él, los detenidos arbitrarios son, en cambio, 'gente que podría soportar sus procesos en libertad, pero los detienen porque son opositores'.

'En Argentina hay presos que la justicia podría no tener presos pero es una decisión del Poder Judicial, un poder independiente del Ejecutivo. Hay casos de encarcelamiento que no están en debido proceso y están presos por su relevancia. Pero los presos políticos son aquellos opositores a los que se ponen en la cárcel para hacerlos callar o sacarlos del juego político', opinó por su parte el canciller Felipe Solá. 

Sobre las diferencias públicas entre ambos ministros, el canciller le bajó el tono, al señalar que 'mete ruido, llama a la controversia, que se hace pública, pero no es malo que de vez en cuando haya debates en el gobierno sobre algún tema'.

'Superficialidad insoportable'

En medio del debate, Julio De Vido, que se encuentra con prisión domiciliaria, también salió a cruzar a Cafiero. 'Quisiera saber dos cosas: primero ¿qué opinaría si Cristina Kirchner hubiera sido desaforada y estuviera presa? y luego, si eso hubiera sucedido, ¿cree que usted sería Jefe de Gabinete?', preguntó en Twitter.

Tras lanzar los cuestionamientos, el exfuncionario explotó contra el jefe de Gabinete: 'Cuánto déficit de formación política, qué superficialidad insoportable'.

A este coro se sumaron otras voces. Una de las referentes de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, lamentó que minimicen 'la situación de los detenidos por razones políticas'. También lo dijo sin titubear el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi: 'Hay presos políticos en Argentina'.