Ginés, Gollán y Quirós analizaron la situación de la pandemia

  • Martes, 16 de Junio de 2020 | País

Ginés González García, Fernán Quirós y Daniel Gollán analizaron durante más de una hora la evolución de la crisis sanitaria, habilitaron la creación de una mesa de trabajo técnica para compartir información y seguir el avance del coronavirus en el área metropolitana y coincidieron en endurecer mucho más los controles de la movilidad y el transporte público interjurisdiccional.

No hubo, en ese sentido, definiciones de relevancia: podría haber novedades más cerca del fin de semana, con la evolución de los casos de estos días. 'Ahí se juega el partido, entre el miércoles y el viernes', explicó una fuente oficial que participó de la reunión de los ministros de Salud de Nación, Ciudad y Provincia en la sede de la cartera nacional, sobre la avenida 9 de Julio.

El jueves podrían volver a encontrarse Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Áxel Kicillof, a pesar de que el vencimiento de esta etapa del aislamiento recién tiene fecha el domingo 28, dentro de casi dos semanas. Pero la multiplicación de los contagios en el AMBA acelera la resolución de los pasos a seguir.

El fin de semana hubo conversaciones e intercambios de WhatsApp entre los tres. El sábado habían organizado para reunirse los jefes de Gabinete de la Provincia y la Ciudad, Carlos Bianco y Felipe Miguel, respectivamente, pero decidieron esperar al cónclave de ayer. También hay diálogo con el jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero. La tensión entre las tres administraciones volvió a escalar el fin de semana.

Durante el encuentro de ayer hubo obvios intercambios en torno a la habilitación del ejercicio al aire libre en la CABA que en la previa había concentrado fuertes presiones por parte de la Provincia. Incluso en boca del propio gobernador bonaerense. '¿Se puede salir a correr, que no es de vida o muerte, y no se puede salir a buscar el mango?', se preguntó.

Sin embargo, no hay por ahora definiciones al respecto: en privado, los funcionarios de las tres administraciones reconocieron esta tarde que es una cuestión más simbólica que de la actividad en sí y su eventual incidencia en términos epidemiológicos y en la circulación del virus.

'No (nos preocupa) particularmente, pero no es una imagen demasiado buena', remarcó por caso después de la reunión González García, que ofició de anfitrión junto a Carla Vizzotti.

Es, justamente, lo que se quiere atacar a partir de ahora de forma coordinada: unificar el mensaje de cara a un endurecimiento de los controles, en especial en los ingresos y egresos a la ciudad de Buenos Aires, con foco en el transporte público. 'Afuera hay más gente de la que queremos ver', resaltó una fuente que participó en el cónclave.

'Hubo coincidencia en que hay que tener un escenario armado para tomar medidas. En el sentido de que tiene que haber consenso social: no nos sirve anunciar cosas si la gente no nos va a dar bola', manifestaron tras el encuentro.

Gollán, que llegó al despacho de González García junto a Nicolás Kreplak, su viceministro, y otro de sus colaboradores, lo hizo con la idea de buscar consenso para endurecer aún más el aislamiento. Es que en el gobierno provincial preocupa la evolución de los contagios, en especial en los barrios populares.