Gran Hermano, en la discusión de los políticos argentinos

  • Viernes, 21 de Octubre de 2022 | País

La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, exigió que tanto la producción de Gran Hermano, como Telefé Noticias y el concursante del reality, Walter 'Alfa' Santiago, 'se retracten y cesen' de una 'actitud agraviante' luego de que el participante vinculó a Alberto Fernández en un pedido de supuestas coimas.

La reacción de Cerruti se dio luego de que Alfa –mientras conversaba encerrado en la casa del ciclo de TV ante la atenta mirada de Romina Uhrig, exdiputada kirchnerista y expareja del intendente Walter Festa– explicitó su versión sobre su supuesto vínculo con el Presidente. 'Alberto Fernández a mí me coimeó un montón de veces, o sea lo conozco muy bien a Alberto Fernández,  muy, muy bien', lanzó.

Frente a esto, la vocera escribió un hilo de Twitter que contiene además una advertencia sobre un posible inicio de acciones legales por presumibles calumnias e injurias. 

La advertencia de Cerruti tomó mayor dimensión con un posteo del abogado, Gregorio Dalbón, que se arroga ser el letrado del Presidente en demandas civiles. 'Sin perjuicio de lo dicho por la vocera presidencial y en caso de persistir la injuria al Presidente de la Nación, @alferdez me instruyó a iniciar las acciones civiles por daño contra su honor', escribió Dalbón, también en Twitter, y advirtió: 'Esperamos evitar el dispendio judicial innecesario con la retractación'.

Reacción opositora

Luego de los posteos de Cerruti, dirigentes de Juntos por el Cambio cruzaron a la vocera y hasta polemizaron con ella. 'Más claro echale agua: la prioridad para el Presidente y su vocera oficial son los dichos de un participante de Gran Hermano', escribió el diputado nacional Diego Santilli.

Ante esto, Cerruti le respondió 'La prioridad es la decencia, Diego. Tal vez para vos, no'. Pero lejos de que el intercambio termine allí, el precandidato a gobernador amplió: 'Gabriela, la autoridad moral para hablar de decencia la perdieron saltando la fila para vacunarse y organizando fiestitas en cuarentena, entre otras cosas. Por favor, dejen de hacer papelones y vayan a laburar, que bastante falta hace'.

Otra que se sumó a la polémica es la exgobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que cuestionó con ironía: '¿El Presidente está preocupado por Gran Hermano, Gabriela Cerruti? ¿De verdad?'. 

Ante esto, Cerruti le contestó: 'El Presidente está preocupado, entre muchos otros temas, por la decencia en el ejercicio de la función pública', y disparó contra la exgobernadora bonaerense y diputada de JxC: 'Ya sabemos que vos no. Te vimos destrozar la provincia'. 

La vocera presidencial ayer insistió con el debate: "La verdadera casa de Gran Hermano fue este país durante el macrismo, que te filmaban todo y te perseguían", manifestó.

El reality Gran Hermano tuvo un comienzo prometedor en cuanto al rating, y desde su primer programa lidera dentro de los programa con mayor número de televidentes. En su primer programa tuvo picos de 25 puntos, algo impensado en la televisión actual y ahora La Gala de nominaciones llegó a un promedio de 17 puntos.