"Haber pasado a la fase 3, es un bien que debemos cuidar"

  • Lunes, 26 de Julio de 2021 | Locales

POR EDUARDO N. CARBONI

–Parece que estamos superando un duro momento en el que hasta se temió por un colapso en el sistema de Salud, ¿qué evaluación hacés hoy de lo ocurrido?

–En las últimas semanas hemos observado un descenso significativo en el número de casos. Las cifras se cuentan según semanas epidemiológicas, empiezan el domingo y terminan el sábado; la semana 28, terminó el sábado 17; veíamos de 213 casos confirmados en la semana 24, otros 213 en la 25, en la semana 26 bajamos a 124, en la 27 hubo 153 y en la 28 se registraron 151. La semana 29 está en curso (cerraba anoche) por lo que aún no están los datos. Pero vienen descendiendo; tenemos una relación entre los casos de las dos últimas semanas y las dos anteriores en las que el R siempre nos ha dado por debajo de 1, lo que quiere decir que vamos disminuyendo.  Por otro lado, el otro indicador epidemiológico importante, que es la tasa de incidencia de casos nuevos en relación a 100.000 habitantes, en las últimas dos semanas dio por debajo de 500, por eso es que la Provincia nos pasó a la fase 3, después de haber estado tanto tiempo en la 2. Acompañando a esto, la situación hospitalaria viene en mejoría progresiva, últimamente con un promedio de pacientes internados cerrando en los 25 covid, tanto positivos como sospechosos, y eso es muy favorable, recordando la situación que atravesamos allá por el 12 de mayo, con 75 pacientes covid internados y una terapia intensiva ocupada al 100 por ciento. Hoy estamos con una Terapia que no supera el 60 por ciento. La situación ha cambiado, es favorable y ojalá que permanezca en la misma. Por otro lado, y creo que es uno de los motivos por los cuales se ha modificado la situación epidemiológica y sanitaria, tenemos el avance de la vacunación. De la población objetivo, mayor de 18 años, Chacabuco tiene unos 36.000 inscriptos, de los cuales más del 93 por ciento ya recibió su dosis de vacunas, prácticamente 34.000 vecinos recibieron la primera dosis. La segunda viene un poco más relegada, tenemos 8.664 vecinos con la segunda dosis aplicada. Va creciendo a un ritmo más lento, lo ideal sería que ocurra más rápido, pero es la situación que estamos atravesando, que obviamente es mucho más favorable que lo que vivimos por abril y mayo, sin lugar a dudas. 

–Se impone hacer hincapié en los cuidados por la tan temida variante Delta que todavía no se ha diseminado en nuestro país, como se prevé.

–Hasta ayer (jueves), todos los casos confirmados de variante Delta han sido identificados, la gran mayoría son viajeros provenientes del exterior, y un caso de un contacto de un viajero que volvió del exterior. Por lo pronto, no tenemos transmisión comunitaria de esta variante, cuya característica es la de ser mucho más contagiosa que las otras, que ya lo eran. No está comprobado que provoque más letalidad o casos más graves, pero sí mayor cantidad de casos.  De la misma manera que la enfermedad provocada por el coronavirus, el covid, se diseminó y llegó a todas las ciudades de la República Argentina, en algún momento la variante Delta va a entrar. Ya entró y fue limitada, gracias a las medidas de seguimiento, contención y aislamientos de los viajeros, y los testeos. En Chacabuco hay identificadas variantes Alfa y Gamma, por secuenciación fenómica, y ninguna otra más. Esta libertad que hemos logrado alcanzar entre todos, que es pasar a la fase 3, es un bien que tenemos que cuidar. ¿Qué forma de cuidarlo tenemos? Continuar con las medidas de prevención, que siguen vigentes hoy, igual que antes, para personas con vacunas y no vacunadas, con una o dos dosis, pacientes que no tuvieron covid o los que afortunadamente se han recuperado de la enfermedad. Eso sigue exactamente igual; la pandemia no terminó. Más allá de que muchas personas estén cansadas, hartas de la situación, la pandemia sigue exactamente igual. Recién estamos vislumbrando tal vez un futuro promisorio, un poco mejor, pero falta mucho. Estoy viendo que hoy (viernes) se han confirmado otros 17 casos de la variante Delta. Ojalá que nunca ocurra, pero si la variante Delta tiene un compromiso en la población, como indican las proyecciones, que ocurra lo más tarde posible y que nos dé tiempo para estar todos lo más inmunizados posible, es algo fundamental.

–Cuando arrancó la pandemia y no se sabía nada de ella, el Hospital Municipal pudo salir airoso de la situación. Este año, Chacabuco debió afrontar un duro momento, ¿cómo evaluás la respuesta del sistema de Salud local?

–El desenvolvimiento de cada uno de los agentes del equipo de Salud ha sido intachable. Siempre hay personas que tienen más compromiso y otras menos, pero la gran mayoría se ha desempeñado a la altura de las circunstancias. Ha habido momentos de mucho estrés, de mucha angustia, de presión, de llantos dentro del personal, por lo angustiante de la situación. Hay 167 vecinos que fallecieron por esta enfermedad, la amplia mayoría murió en el Hospital y el personal de Salud son seres humanos que sufren, tienen empatía con el vecino, con los familiares del vecinos. Chacabuco es una ciudad chica y nos conocemos todos, ¿quién dentro del personal de Salud no ha tenido un vecino, un familiar o un amigo que haya estado realmente mal o que ha fallecido por esta enfermedad? Los médicos, enfermeros, camilleros, técnicos, kinesiólogos, todos somos seres humanos y muchos han acusado recibo de esta situación y ha sido muy duro atravesarla, y todavía queda un camino muy largo por delante.

La cabeza en la pandemia

Días atrás, versiones periodísticas indicaban que el secretario de Salud iba a encabezar la lista de la UCR en la PASO, cosa que finalmente no ocurrió. En la entrevista también hizo mención a ese tema.

–¿Te ofrecieron alguna precandidatura a concejal para las próximas elecciones?

–Nadie me hizo una propuesta de postularme para algo. Por otro lado, estuve cuatro años al frente de la Dirección del Hospital, en diciembre van a hacer dos años que estoy en la Secretaría de Salud. En este último año y medio largo, la pandemia no ha dado respiro y el trabajo ha sido agotador, así que tengo la cabeza puesta en esto y no pienso en otra cosa. Creo que estamos haciendo bien las cosas con todo el equipo, yo estoy haciendo bien las cosas, y dejando todo lo que puedo en la situación, haciendo el mayor esfuerzo y, realmente, no pienso en otra cosa.