Inspectora le negó el ingreso al Intendente a la Secundaria 7

  • Sabado, 14 de Agosto de 2021 | Locales

La Escuela Secundaria N° 7 fue ayer escenario de un conflicto que se suscitó entre el intendente Víctor Aiola y un grupo de funcionarios que lo acompañaban y la inspectora de nivel Secundario, Lidia García. Según expresó el concejal Rodolfo Serritella, que integraba la comitiva, todo sucedió cuando la inspectora intentó impedir el ingreso del jefe comunal y quienes lo acompañaban. Igualmente, luego todos entraron al establecimiento. El curioso suceso ocurrió en horas del mediodía y mostró como la educación y los establecimientos son en Chacabuco centro de una disputa política. 

Proyecto ambiental

Aparte de ser concejal, Serritella desempeña su labor docente en la Secundaria N° 7, donde, entre otras cosas, lleva adelante un proyecto sobre medio ambiente. Como parte de eso, se trabajó en temas como separación de residuos y elaboración de compost. Como la Dirección de Medio Ambiente del Municipio está distribuyendo composteras a distintas instituciones, el profesor preguntó si se podía conseguir una para el establecimiento en el que trabaja. Esta semana, el director de Medio Ambiente, Marcos Pinto, le avisó que ya tenía la compostera para la Escuela. Serritella dijo que le transmitió eso al director del establecimiento, Oscar Serafino, a quien le pidió que tramite la autorización ya que, además de Pinto, también iba a concurrir a hacer la entrega el intendente Aiola.

'El director hizo la nota pidiendo autorización porque, como debe ser, para ingresar a una escuela hay que informar quién va a concurrir', dijo, y agregó que ayer fue llevada la compostera y se les informó que no podía haber contacto con los niños, lo cual era uno de los objetivos del director de Medio Ambiente, para explicar a los alumnos de qué se trata el elemento entregado.

'Ante eso, traté de comunicarme con la jefa distrital de Educación, porque no me parecía adecuado, ya que teníamos la posibilidad de contar con el director de Medio Ambiente. Como no me pude comunicar, me tomé el atrevimiento de llamar a la Jefatura Regional, porque estábamos muy cortos de tiempo. La jefa regional me dijo que como quedaba poco tiempo y la autorización no me la podía dar en forma verbal, nosotros podíamos ir, entregar la compostera como estaba pautado y luego solicitar por nota ir a la Escuela a dar una charla instructiva la semana que viene', expresó.

'Dijo que no podían ingresar'

Al establecimiento, en el que se encontraba la inspectora Lidía García, llegaron, entre otros el intendente Aiola, el director de Medio Ambiente, el secretario de Gobierno,?Alejo Pérez, consejeros escolares, y Serritella, que en ese momento se hallaba en el rol de docente. Allí se realizó una pequeña reunión en el patio y se habló de la obra de la Escuela, la cual, en su mayor parte, fue realizada durante la gestión de María Eugenia Vidal. En ese momento, dijo el concejal, el Intendente planteó sus intenciones de entrar al edificio, para verlo terminado.

'Ahí la inspectora dijo que no podían ingresar a la Escuela, a pesar de que estaba el permiso. 'Yo estoy acá para impedir el ingreso de las autoridades municipales a la Escuela', dijo. Eso causó una reacción, primero porque había un permiso, y el Intendente es la autoridad máxima del partido de Chacabuco, y, además, administra el Fondo Educativo, a través del cual se hacen obras en las escuelas. Ahí se dio una discusión y quedó claro que la inspectora había sido mandada para controlar lo que relato, que no hace más que coartar las libertades y las facultades democráticas que tiene el Intendente de poder concurrir a una institución, más cuando estaba previamente autorizado', dijo.

Para Serritella, se trató de un hecho autoritario que demostró que 'cuando el kirchnerismo tiene el poder, lo ejerce sin importar las consecuencias ni cuál era el beneficio de este proyecto ambiental'.

'Me parece un atropello antidemocrático que no debería quedar en esta simple acción porque es algo que se viene repitiendo. Incluso, hemos escuchado que a los directores les han dicho que no dejen ingresar a las autoridades municipales', dijo el edil.

El caso es que el Intendente igual ingresó dentro del establecimiento. Acerca de esto, Serritella aclaró que Aiola no pretendía entrar a las aulas en las que había alumnos, sino 'recorrer el pasillo de la Escuela'.

'No tiene nada que ver con la educación'

La concurrencia a establecimientos educativos de parte de candidatos, dirigentes políticos y autoridades de otros ámbitos es algo que este año se volvió muy habitual y no es exclusivo de Juntos por el Cambio. Por el contrario, el miércoles último Darío Golía y otros candidatos del Frente de Todos estuvieron en el Jardín N° 906. Consultado sobre esto, Serritella afirmó: 'Que un funcionario que es candidato y no tiene nada que ver con la educación haya ingresado a un establecimiento, e incluso haya estado en los salones con los docentes, muestra que acá hay una intención y que esta gente va por todo y si ganan las próximas elecciones tendrían un respaldo para seguir actuando de esta manera. No me gusta decirlo, porque es muy extremo, pero estoy empezando a pensar que esa defensa del Estado de Venezuela empieza a ser un reflejo de lo que quieren hacer en nuestro país', dijo, además de considerar a Golía un 'lobo con piel de cordero'.

En tanto, desde el ámbito educativo no hubo explicaciones oficiales sobre lo sucedido, aunque se dejó trascender que no se trató de impedir el ingreso de Aiola, que estaba autorizado, sino, por razones sanitarias, de la numerosa comitiva que lo acompañaba